"No intentes cambiar tu pasado. Vive tu presente y edifica tu futuro con dicho pasado como cimiento." (E.)

sábado, 30 de junio de 2012

Oh, por fin.

Cuando yo iba a primaria, me gustaba salir desde el último sitio que había de la fila más alejada de la puerta al encerado a explicar la lección de x asignatura bajo la mirada expectante de 39 personas de mi edad, (bueno, de 38, porque Jersey llevaba en esa clase dos años más que el resto.)
Me gustaba sentarme en el único banco de la plaza en la que no daba el sol directamente porque estaba justo debajo de los guayacanes. El sol me calentaba los pies únicamente y esa era una de las mejores sensaciones que podía experimentar.
Antes de ir a clase, me gustaba planchar la falda azul y la camisa blanca con esmero y después, lustrar los zapatos negros.
Caminar por el bordillo de la acera manteniendo el equilibrio.
Cantar el himno al entrar y al salir.
Cuando salía por la puerta principal del colegio, si miraba al frente, me encontraba con el mal. Era algo que me transmitía libertad y de vez en cuando, me hacía el camino más largo, solo para poder sentirla.
Las clases de arte afuera, bajo los árboles, con el que para mí era mi Federico García Lorca personal. Él, el amante de la mitología griega y esperanzado por exponer sus cuadros, me dijo un día que tendría un futuro brillante.

Y aunque recuerdo primaria como una época amarga, me gusta traer a la mente estas pequeñas cosas que me hacían feliz entonces.

jueves, 28 de junio de 2012

Despropósito

He decidido declarar los días 27 y 28 de junio del presente año como los más trágicos y tristes de este verano. No solo por el hecho de haberme quedado vacía con la pérdida de lo que suponía uno de mis más preciados bienes, sino también por estar ahora sola, entregándome al vicio S cual friki despojado de toda vida social.
Lo he perdido todo. Todo.
Pero la alegría de que a alguien le guste lo que escribo es lo que me da esperanza para empezar de nuevo.
Sólo he de decir que si hay algo que me gusta es la primera rebanada del pan de molde.
Hola, soy Aloxi y mis padres y mis dos hermanas están en la playa con amigos de la mediana. Para colmo, tengo a la persona perfecta a unos 20km estudiando y los que se supone son mis amigos, en la otra punta del país.
Hola, soy Aloxi y este es mi verano.
Y os daré pena, pero, querido lector, no se sienta mal, que aún sigo aquí, escribiendo en un ordenador que me es ajeno.
LOS PORTÁTILES SON UNA FARSA.
Orgullo y Prejuicio.

martes, 26 de junio de 2012

Media vida.

Un futuro perfecto edificado entre dos.
Una casita blanca por fuera y por dentro de madera a orillas de la playa de arenas blancas y aguas transparentes.
Celebraremos cien meses tumbados en una hamaca.
En este futuro no hay lugar para inseguridades ni falsas películas.
Y aunque aun queden muchas cosas por vivir yo siempre tendré por seguro que esto tiene un matiz que va mucho más allá de todo y que, por supuesto, es para siempre.

lunes, 25 de junio de 2012

Dilema.

Y ese día, los dioses verdaderamente ascendieron.
Si tuvieses un espíritu tan fuerte como aquella canción, no estarías aquí ahora.
¿Si de verdad pasase, qué harías?
De momento nada, porque es tan remotamente posible que es ya un inalcanzable. Después de todo, me cree psicópata.
Eh, Aalamardo, ¿por qué te niegas a desaparecer de una vez?
No solo los gamers son buenos con los dedos.

sábado, 23 de junio de 2012

Sugus.

Esa oleada de sensaciones contradictorias al desactivar la alarma de las 7:20.

martes, 19 de junio de 2012

Innovaciones técnicas.

No dejes que el aire pase. Presiónale.
Ahora haz que sienta sin sentir. Nirvana.
Arriba. Traición del subconsciente. Abajo. Arriba. Bendita posición. Abajo.

Elección.

Estaré ahí cuando llegues. Pero nunca te vayas.

domingo, 17 de junio de 2012

La promesa de ver el mar azul turquesa.

-¿A dónde va Shrek con el escudo?
-A buscar a su princesa, Coco.

Llorar de felicidad. De Felicidad. Porque sí. Porque eres más que feliz.
Pensar en la idea de ver el mar azul turquesa bajo el sol y las palmeras a su lado y sonreír como nunca lo has hecho. Con ese plus de perfección absoluta.
Es una promesa. Y las promesas se cumplen.
Porque sabes también que será el mejor de todos y que siempre estará ahí.

jueves, 14 de junio de 2012

Muérete, gato. (II)

Y esto de ahora, ¿lo supiste en el mismo momento o tuviste que esperar unos meses?

Muérete, gato.

"El que algo quiere, algo le cuesta."
El que algo quiere, algo le cuesta. ¿Pero cuál es ese precio? 
Quizás te habrás dado cuenta de que la posibilidad de que eso pasase siempre estuvo presente. Tal vez, simplemente, sólo sean divagaciones tuyas. Tal vez, contrariamente, sea un atisbo de realidad que, a pesar de ser negada, es obvia.
Y, bueno, ¿por qué sigues siendo igual de felina? ¿Es que no sabes que eso mata? ¿Es que no es mejor vivir en la ignorancia con la pastilla azul?
Dijiste que lo harías, o que por lo menos, lo intentarías. Pero aquí estás, ahogando las penas en este bar de arrepentimientos, angustias y depresiones.
Venga, la casa invita. Toda la paranoiada que quieras. Toda la infravaloración que pidas. Toda la duda que te apetezca.
Venga, sólo por hoy.


Muérete, gato, en el mar de tu desconfianza.

miércoles, 13 de junio de 2012

Para no caer en el pasado.

"Yo soy el ideal para sacar a España del cortello en el que está." Don Miguel Primo de Rivera. Dictadura.
 "Haremos una España reformista y laica." Manuel Azaña Díaz. I Bienio. 
"¡Deshaced lo que hizo la izquierda! ¡Iglesia! " Alexandre Lerroux. II Bienio
"Volvemos a querer una España Laica y Reformista." Frente Popular.
 "Un golpe de estado que se quedó a medias, y del calentón se volvió guerra civil." Emilio Mola y compañía: Los nacionales. 
"Pium! Pium! Pium!"
 "Una Grande y Libre" Francisco Franco, caudillo de España.
"Hijo, te dejo mi Reino, haz lo que puedas con él." Franco agonizante a su majestad don Juan Carlos de Borbón.




Sinceramente, no entiendo esa costumbre que tienen algunos de preguntar a sus compañeros que es lo que va a entrar en el examen concretamente. ¿Hola? ¿Me ves cara de pitonisa?

viernes, 8 de junio de 2012

Reiterativo.

Odio a esa gente que no es capaz de estarse callada mientras ve una película. ¿Tanto cuesta entender que NO significa nada?
¡Ataque de rotuladores!
Camaríta.
Oh, Canela, relacíonate, que no es tan difícil.
No queda nada.

miércoles, 6 de junio de 2012

Ocho.

"Tenemos dudas porque buscamos la felicidad. Pero nuestras dudas siempre hacen sufrir a alguien y esto, a su vez, nos hace sufrir a nosotros.
Me pregunto si existe la felicidad definitiva."

lunes, 4 de junio de 2012

LB.

Y se me pareció de pronto, un hombre débil e indefenso. Inseguro de sí, miedoso de los demás. 
Que lo había tenido duro y nadie se lo tenía en cuenta. Quizá era eso lo que le hacía ser así.
De cualquier manera, recapacité y lo lamenté. Luego rompí a llorar y pensé en lo que podía pasar.

Nunca unca.

Me preocupa que no llueva a gusto de todos.
¿Y si en realidad, en vez de ayudar, hago lo contrario?


viernes, 1 de junio de 2012

Compás.

En mi antigua calle vivía una chica. Se llamaba Níobe y supongo que nunca me había puesto a pensar qué procedencia podría tener ese nombre, aunque me resultaba curioso, pero ahora, me vino a la cabeza gracias a un cartel casual.
Níobe.
La gente siempre hablaba de ella. Y no decía cosas bonitas.
Recuerdo que vivía al final de la calle, donde solían vivir los parias y en donde estaba el kinder. Vivía sola con su madre porque a su padre se lo había llevado la pólvora.
Níobe era el nombre de una reina griega que estaba orgullosa de haberle dado a su marido catorce hijos de grandiosa belleza, pero que al final, envidiosa de la diosa Leto se convirtió en una estatua de piedra porque no pudo soportar el asesinato de sus hijos por parte de los dos hijos de la diosa.
La chica se llamaba Níobe. Vivía al final de la calle. Era una muchacha rubia y desgarbada. No cuidaba su aspecto. Usaba plataformas negras.
La gente siempre hablaba de ella. Y decía que tenía la enfermedad. Y decían que le venía de pincharse. Y decía que la aguja le había hecho el niño.
¿Por qué su madre le había puesto Níobe? No es por nada, pero de Polanco han salido pocos genios y han entrado pocos libros. Curioso es el hecho que la haya llamado así. 
Seguramente, pretendía un futuro mejor para su hija.
 Su hija, la rubia Níobe.