"No intentes cambiar tu pasado. Vive tu presente y edifica tu futuro con dicho pasado como cimiento." (E.)

martes, 16 de diciembre de 2014

Oye, E.

La felicidad de estar contigo es solo comparable con la sensación de comer mandarinas dulces: me suda la nariz, pero merece la pena el sabor.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Mato.

Siempre creí que el efecto de la lluvia en las películas era muy falso y forzado, surrealista, pero desde que oigo llover en Santiago, creo que todo es posible. Es como darle una manguera a presión a un niño y que se le vaya de las manos y luego le baje la presión y se le vuelva a ir de las manos y se harte. Entonces, en lugar de una manguera, coge cubos de agua y los echa sobre los tejados de forma persistente pero no homogénea.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

¡Qué alto!

Entre la prohibición y la timidez no hay quien lo haga.
Torpe.
Mona y sin más. Morirías.

martes, 9 de diciembre de 2014

lunes, 8 de diciembre de 2014

"Buena suerte."

Dos hemisferios. En uno me dan dulces; en otro me dan incertidumbre.
Surrealista.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Por esos momentos de lucha de pulgares. Gracias. Uuuno, dooos, treees.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

E.

Times New Roman, ¿qué más se puede pedir?
Si es que esto solo va a más; claro que no es igual que al principio y por eso es especial.

martes, 25 de noviembre de 2014

Sanjurjo es ese profesor que nos desea buen fin de semana cuando estamos a martes.

lunes, 24 de noviembre de 2014

S.

S de satisfacción, por una parte, y de superación, por otra. Además de S.

sábado, 22 de noviembre de 2014

El pensamiento de allá.

Democracia es que pueda ir por un callejón solitario, sabiendo que no pasará nada pero muriendo de miedo. Inseguridad. No es una utopía, claro que no, es lo que hay.

martes, 18 de noviembre de 2014

Diva.

Solo Santiago entenderá como iba sin paraguas y con un cigarrillo en la mano, despreocupada, calándose y dando caladas.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

No hay nada que me moleste más que se me enfríen las crepes.
Oh, sí, espera, la gente.

domingo, 9 de noviembre de 2014

Encantadísimo.

¡Qué buen fin de semana!
Invictos, tren, cuestas, bus, parada del bus errónea, no has desbloqueado este tramo de escaleras, microclima, E, amigos, E, tartadenutellamascarponemermelada, E, dormir, E, dormir con E. Esto el sábado.
El domingo empezó con E. Y eso es lo mejor de todo. Lo mejor de todo es que el domingo empezó con él.
El sentimiento de echar de menos de forma permanente a cuatro personas y un gato creo que es inherente a mi condición de estudiante dependiente.
Y, oh, ¡qué atrevida! Hice lo que no se dice, o algo parecido, en la habitación de al lado. Demuéstrale a tu suegra que...
Y ya de vuelta. Un tren excesivamente lleno, pero lleno de anónimos que te llenan la vida. Un duelo de magia, el viaje gratis y personas altruístas que te ayudan a llevar la maleta ajena llena de comida y ropa limpia. Si es que donde esté la elegancia jurista de la austeridad...
En definitiva, aunque me dejé olvidados dos paraguas por el camino, espero que este fin de semana signifique también una buena semana.


jueves, 30 de octubre de 2014

Rara avis.

Con estos soles santiagueses, a cualquiera le apetece levantarse.
La noche eterna tiene un límite.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Je

La inexperiencia de quien no se ha atrevido y el fracaso de quien lo ha intentado.

jueves, 23 de octubre de 2014

Lo podrido era el tomate.

Tengo tan poco tiempo para pensar en mí que ya ni lo hago. Pero tampoco me preocupa mucho lo que pueden los demás. Desde entonces, me creo mas feliz.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Todo se aprende.

Santiago es de esas ciudades en las que hay que mirar hacia arriba.
Y ahora que pasa el tiempo, tengo claras dos cosas. La primera, que con la lluvia todo se aprecia diferente. Y la segunda, que ya no soy tan individuo extraño como para no encontrarme con conocidos por la calle.
Eso sí, todas las calles llevan a la Catedral.

lunes, 6 de octubre de 2014

lunes, 11 de agosto de 2014

Ofis.

Nunca dejará de aparecer evidencia que te demuestre que eres grande. Pero no tanto como a lo que te enfrentas.
Y solo uno mismo tiene la bendita capacidad para superarse.

martes, 5 de agosto de 2014

Redondela.

¿Estáis a gusto aquí?
Las cosas más importantes se muestran al final del camino de espinas.
Es tan grande y a la vez tan pequeña y no sé cómo puede albergar a tanta gente de bien.
Búmeran. No vale con quedarse quieta.

viernes, 1 de agosto de 2014

No más "lo siento".

"¿De verdad que me quieres?" no es una pregunta en realidad. Es una forma de asegurar lo que se sabe y comprobar que somos valientes y cobardes al mismo tiempo. A veces no se miden las consecuencias que esa frase pueda tener; podemos estar ante una reafirmación o ante una revelación.
Los "¿de verdad que me quieres?" son una manera de tantear el terreno, de averiguar si aun no lo hemos arruinado todo. Sin embargo, con tal pregunta no descubrimos lo que realmente nos podría interesar: cuál es el límite.

martes, 29 de julio de 2014

Respetar el derecho a la ilusión es un don poco común.
Y parece que no lo tenemos y rompemos ilusiones en miles de trozos, cual cristal, mientras que se van anclando en lo más profundo

miércoles, 16 de julio de 2014

En igualdad de condiciones, tercera.

A veces -o siempre- pienso que mi vida es una gran mentira, que todo lo que hago es una farsa. Síndrome del Impostor, le llaman. Y es curioso porque no es realmente a las demás personas a las que temo decepcionar, es a mí misma, aunque eso no es novedad. Es miedo.
Es hora de sacar a la Canela que no vale a airear, como si fuera un abrigo de inverno. No le daremos flores porque no tiene sentido matar algo bello para honrar a algo vivo, de la misma manera que no tienen sentido las flores en los funerales judíos; no se le quita la vida a algo para dárselo a algo ya muerto.
Si de quien pretendo huir, seguirá dentro de mí.

No nos rendimos nunca, Sócrates.

martes, 24 de junio de 2014

Pánico.

Ese momento en el que te das cuenta de que suenas como un drogadicto al decir "¡pero yo lo estoy dejando!" cuando hablas del azúcar.

lunes, 23 de junio de 2014

Esto nos está matando.

Esto nos está matando y no es de las cosas que se escriban en diarios.
Parece ser que es momento de un cambio. ¿Preparada? No lo sé. ¿Es que alguna vez sabes algo?
He pasado tanto tiempo asi, entre notas y etiquetas, que ya no me creo que pueda ser yo, sin notas ni etiquetas. Y lo peor es que nada de eso me ha dado un verdadero conocimiento del mundo real, de ese que no muerde pero me devuelve lo que le doy.
Esto es un cambio de prioridades, señores, no hay nada que temer. No somos cobardes. No nos rendimos antes de empezar. No nos dejamos llevar por lo que piensen los demás.
Aunque alguno diga que puede tratar con cada una, en realidad somos solo una (con fuertes dolores menstruales).
¡Por un verano y una vida sin estrés! ¡Por una felicidad estable!

viernes, 30 de mayo de 2014

Qué complejo es el ser humano.
Voy a ver si por escrito logro sacarlo de mí y hacer que invada toda la habitación, pero creo que este es de esos sentimientos que se te quedan para siempre, inundándote siempre que los recuerdas. Una experiencia vital.
Claro que es una etapa que se cierra, pero yo no sé, es como si de pronto me hubiera abstraído y, objetivamente, lo hubiera valorado todo. Todo el mundo dice que es algo que hay que superar, que viene algo mejor, pero esto es tan personal, tan individual, que desearía tener a un clon mío que sintiese lo mismo que siento ahora para poder decirle "aaaaafafaaaafff" y que me entendiera. Apuff.
Que el mundo no se acaba, que todo sigue, pero la Canela de hace seis años me saluda y me dice que ahí está, esforzándose en aprender una lengua que ahora ya ha hecho suya y eso me hace sentir pequeñita porque lo que viene es mucho mayor. Y desconocido.
Cuesta mucho dejar la costumbre (quizá sea ese mi mayor pesar) y adentrarse en algo misterioso y desconocido, que no has vivido de primera mano. Que yo soy un animal de costumbres.
Solo me hace falta llorar un poquito más y ya está.
También estuvo bien eso de ser protagonista por un momento, después de toda la tensión acumulada, y escuchar todos esos aplausos. También ser el destinatario especial de aquel discurso.
Es duro. Y más cuando sientes que no perteneces a todo esto. Que eres el elemento que sobresale  pasa desapercibido. ¿Dónde se hace el examen para sentirse lleno como persona? Ah, ¿que las relaciones sociales no importan si lo que tienes son un 100 entre 10? Ah, ¿que si no me gusta la gente no tiene sentido que quiera relacionarme? Pues sí, suena bastante contradictorio, pero... ¿Y este vacío? ¿Se llena con más dieces? Estas notas, que al final no son nada, lo que crean es discordia y distanciamiento. Y yo lo intento. O eso creo. Ya llegarán, ¿no? Los amigos de verdad, lo que se conocen en la universidad y duran para toda la vida. Los que te hacen sentir parte de un algo y no un simple medio para conseguir más nota. Que al final no es nada. ¿Pero y yo qué hago? ¿Amigas ellas? Cuando no hagan como si no estoy. O cuando sean más empáticas. O cuando no sean ellas. ¿Puuedo fabricarme mis propias amigas? ¿No? ¿Ni siquiera unas que me digan que me quedaba bien el vestido o que me pregunten si quiero pasar la tarde con ellas o que simplemente hablemos de algo má s que de los malditos trabajos que no llegan a nada? 
Ahora ya es demasiado tarde para echarse atrás, pero lo que me hace falta es airearme. Dejar a un lado todo esto que llena de orgullo y gratificación a todos estos y ser un poquito más yo. Porque parece que todo se limita a que "sé" estudiar o algo así. ¿La emoción por la matrícula? Sí, aquí, unos papeles que enseñar a este mundo que no se entiende conmigo.
Lo siento, porque hay gente que ha sido más que dos soles conmigo y ahora solo estoy despotricando contra el mundo que no es como yo quiero, que no se adapta a mi punto de vista. Y esto no es justo. Lo siento, E. Y también a todos lo que me han ayudado a crecer como persona y a ser capaz de escribir esto.
Dicen que si le sonríes a la vida, esta de sonríe de vuelta. Así que en este sentido peco de egoísta, envidiosa y avariciosa porque quiero tener para mí todo lo que tienen los demás. Y no me doy cuenta de todo lo bueno que me rodea. Seguramente es porque me siento así, de bajón. Pero espero saber valorarlo en algún momento y dar gracias por ello.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Honor.

Hay quienes triunfan en esta vida y aún así se sienten solos y con miedo.
También los hay que comen helado cubiertos con varias mantas.
Así, contradicciones, locuras, esperanzas, intranquilidades y sorpresa se arremolinan en mi cama y gritan que la vida podría ser más bella, pero no más perfecta.

¡Cuántas felicitaciones!

lunes, 5 de mayo de 2014

Malaci.

Después de tanto tiempo sin verte, tengo mucho que contarte. Los lunares, por ejemplo.

Inconciencia.

¿Ahora sí, no?
¡Si es que no se puede esperar lo mismo de vuelta!

sábado, 3 de mayo de 2014

Uno.

En este aislamiento obligatoriamente voluntario no hay lamentaciones, solo memorias.

miércoles, 30 de abril de 2014

domingo, 20 de abril de 2014

Leco.


Realmente estaba todo el mundo allí. Y justo ese día se cruzaron los tres.
También fue el día en el que descubrí que no valgo para esto, ¿sabes? Es hartamente duro. Pero esta no es la actitud, Canela.
Gracias por seguir leyendo. Fue toda una sorpresa saberlo.


¡Fuera! ¡No eres de ayuda! Eres demasiado retrógada para lo que se espera de ti realmente.
Es agotador.

jueves, 17 de abril de 2014

Desasosiego.

Que yo no siento la necesidad de ir a verte, pero, por favor, no me obligues a pensarte.

domingo, 6 de abril de 2014

miércoles, 2 de abril de 2014

Perdidito.

Eres un asqueroso, cerebro. ¡Era una idea buenísima! Y me la quitaste. La tienes tú, ¿verdad?, escondida para que yo no pueda acceder a ella. ¡Eres un desalmado!
El caso es que hablé con él de nuevo, con el del chaleco. Pobre, tener que venir a soltar el rollo a unos adolescentes llenos de granos y, además, castellanohablantes. Pero es majo el tipo del chaleco. Tiene dos libros. Y una navaja.

martes, 1 de abril de 2014

La primera todo.

QD.

¿Qué consejo te daría, mini-Canela?
Lucha, no te lo dice tu madre, te lo digo yo; y sé fuerte. Porque todo pasa.

viernes, 28 de marzo de 2014

Viernes.

Sigo esperando el factor sorpresa.
Pero sé esperar, no se preocupen.

lunes, 24 de marzo de 2014

Un día más.

Que mi felicidad es enredar mis dedos en tu pelo mientras te doy un beso imposible, de los que me cuesta mantener porque se me acaba el aire, pero los que no me gusta terminar.
Tú.

sábado, 22 de marzo de 2014

Van.

-(...) No está mal: es majo.
-Y es de Suiza. Es de chocolate.

jueves, 20 de marzo de 2014

Proyecto estanterías.

Oh, ¡por fin!
Las cosas no son imposibles, sino que tardan en llegar porque saben que cuando lo hagas, las estarás esperando con el instagram de tu corazón abierto. Y lo mismo las personas que se pasan por tu vida. No siempre hacen falta fotos físicas para recordarlas o saber que existen. Personas que están a pie del cañón, resistiendo temporales y que a la final, se acaban convirtiendo en tu sol particular. Aunque Tú de particular tienes poco, E.
Y oh, ahora todos se alegran por la que viene, pero nadie despide al que se va. ¡El olor a té de menta con chocolate me recuerda a ti, Invierno! Nos volveremos a ver y, sin más, me invitarás a cubrirme, pudoroso, porque no quieres hacerme daño.
No te tengo miedo, frío, ni mucho menos al "dedo del destino", que está en boca de todos cuando abro la mía para decir lo que quiero ser. Oh, no, hará falta más de una opinión madura para desalentar a esta mente ingenua.
Soy la que tiene más posibilidades.  


miércoles, 5 de febrero de 2014

Casas de fondo.

Os invoqué sin querer, poderosos recuerdos, y aqui estáis, liberados en esta mente sensible que pensaba que os había olvidado. Poderosos, poderosos sois y traeis el bien a esta alma rencorosa y el mal a este cuerpo bondadoso.
¡Cuán acertada eras y yo sin saberlo! 

Bolero.

Quisiera amarte más y mucho más que como siempre.

martes, 4 de febrero de 2014

Wish you were here.

Obtenemos cosas mejores a largo plazo a costa de renunciar a buenas experiencias inmediatas. Pero, ¿cuál es el precio de eso al final? ¿Merece realmente la pena?
Oh, Canela, creo que esa es la única cosa que lamentaré de por vida. No solo porque ya pasó, sino porque lo arruiné por el comportamiento psicópata espontáneo que tengo a veces. 
-Estos errores no son de recibo, señorita.
-Oui.
Oh, tú, tienes razón: no solo importa tu disposición, también hay que tener en cuenta la de los demás.
¿Por qué no...?
¿Atracción física? Definitivamente no. Va más allá. Es atracción intelectual: una mente ignorante busca aquella que la ilumine.
¡Oh, polivalencia de hombre!

viernes, 31 de enero de 2014

Tle.

A veces pienso que creo que tengo una vision desproporcionada de mí misma. Y luego me siento dividida y apagada. Pero me recuerdo que los triunfos también valen y entonces me veo comiendo chocolate y fallando en Tle.

sábado, 18 de enero de 2014

martes, 14 de enero de 2014

Calcetines.

Con el tiempo aprendí (a medias), que aquellos que me decían que no, se equivocaban.
También comprendí que hago las cosas para superarme a mí misma y demostrarme que soy capaz de todo.
Esta es la nueva Ale.