"No intentes cambiar tu pasado. Vive tu presente y edifica tu futuro con dicho pasado como cimiento." (E.)

sábado, 31 de diciembre de 2011

2011.

Se marcha el año que para mí no quería llegar.
Se va un año importante, rebosante de historias, buenas y malas.
Se larga altanero y orgullo de haber triunfado.

Cri Cri.

"Non.
Un monosílabo. Unha negación que afirmaba que quería máis aínda antes de empezar. (...)"


Tomado de un trabajo de lectura obligatorio de hace un tiempo.

P.C.V.

Sólo dos fundidos en un abrazo infinito.
XXIV.










Móvil inánime.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

To J from A.

Cinco sesenta.
Un garito de tres por cuatro en el que servían una comida de muerte. Él decía que  nunca se había podido explicar cómo en un antro tan pequeño se podía disfrutar de esa manera unas hamburguesas tan endemoniadamente buenas.
Dos hamburguesas con queso venían de camino. Ella sentía el calor de mil demonios que la recorría y que en parte la abrasaba por dentro. Tenía ganas, muchas ganas, y sabía, por sus estudios previos del comportamiento de él, que también se moría de ganas.
Tres taburetes de distinta altura para hacer llevadera la espera a los clientes. Él subía su mano por el muslo de ella mientras la chica, la sin-etiquetas, tarareaba la melodía de la canción que salía de algún lugar del techo.
Cuatro llamadas de teléfono al local. Tenía fama y mucha clientela. Apoyó delicadamente su mano en el fin del estómago de él. Tanta lujuria y tanta pasión se veían derrochadas. Él jadeaba bajito.
Cinco las veces que se había enfadado mentalmente con él. ¿Cómo puede ser alguien tan jodidamente perfecto? Se derretía con solo mirarlo. Todo él la perdía; sus brazos, sus labios, su espalda… Todo, absolutamente todo de aquel que ahora se mordía de forma seductora los carnosos labios.
Seis plásticos andantes enfundadas en tacones y minivestidos de tubo entraron y pidieron hamburguesas. Llenaron el garito con el humo de sus pitillos. Quería ser agresiva, quería cogerle por sorpresa, pero no era capaz. Se acercó a su oreja y se la mordió. Jugueteó con el lóbulo hasta que fue consciente de que él dejaría escapar un gran gemido y serían el centro de atención del diminuto local. Siguió. Bajó al cuello y formó un camino de besos rápidos, certeros, mortales, hasta la clavícula. Luego se enderezó en el taburete y echó una ojeada al menú. Él sudaba.
Siete los perritos calientes que recogió el tío que ocupaba el tercer taburete. Le dio al cocinero un billete grande y se largó sin la vuelta. Afuera se escuchó el rugir de una Harley. Deseaba con todas sus fuerzas irse de allí y ser salvajemente amada. Solo quería sentirlo. Y ya. Las cursilerías vendrían después. Nada de previos, nada de nada. Solo eso y nada más.
Ocho veces miró hacia la matrícula que estaba en la pared de en frente. Era irónico como el dueño, teniendo no exactamente un cuello muy largo, había colgado dicha matrícula con un “long neck” grabado en ella. “Cuello largo” les tendió el par de hamburguesas chorreantes. Pagaron y se largaron. Se tocaban, suspiraban por el placentero dolor y se besaban. No pensaban, ¿cómo habían de pensar?, si apenas eran capaces de dar un paso tras otro debido a la excitación. Estaban nublados de un placer que iría a más.
Nueve pasos, y mal contados, sentenciaron su agonía en una pared a la nada. Rápido, fue todo extremadamente rápido. Pero corría prisa. No se podían parar a nada, el dolor  y las ganas les apremiaban demasiado. Se dejó llevar por el frenético ritmo y se dejó caer cuando él hubo terminado.
Diez minutos los que faltaban para el bus que los separaría hasta otro futuro encuentro hiciese su aparición. Se vistieron mutuamente, al contrario de lo que pasaba normalmente, y se vieron inmersos en un nuevo beso, profundo, que les recordó lo amargo que sabía tener que irse. Caminaron en silencio cogidos de una mano mientras que con la otra sostenían la hamburguesa aún caliente que engullían sin prisa.
El bus llegó puntual y ella subió. Se sentó al final, en el sitio de siempre, y vio por la ventana. Él seguía afuera, como de costumbre, y la contemplaba. Quizá estaba alucinado por la belleza de ella. Quizá estaba sorprendido por el quererla tanto. Quizá ni siquiera pensaba. Pero mientras tanto, ajeno a todas las cosas que se le pasaban a ella por la cabeza, hizo un corazón con las manos, como de costumbre, y ella sonrió. Musitaron un “injusticia” cuando el autobús arrancó aunque ninguno de los dos escuchó al otro.
Le gustaba tener placeres violentos de vez en cuando.
Se mordió una uña y empezó a manar sangre de la herida. La chupó y dejó que el sabor de la sangre se entremezclara con el reciente sabor de él y la hamburguesa.

 Escrito del tipo que quería J. Un escrito de verdad lleno de pura ficción literaria. O no. 

Exacto.

martes, 27 de diciembre de 2011

Hamburguesas, injusticias y carreras.

Es todo tan jodidamente perfecto que se suspira en el bus.
Piénsalo: tienes una suerte enorme. Y a pesar de que eres un Desastre Mayúsculo, Él es el mejor del mundo.
Cute. Cute. Cutecutecutecute.
Hielo.

lunes, 26 de diciembre de 2011

No hay manera.

Ciertamente, desearía conocer más a algunas personas. Me intriga saber qué piensan, qué escuchan, por qué actúan así. "Con este pensamiento sigo adelante. Carne de cañón."

U.

Me quedo obsoleta y totalmente anodadada. Es lo que tiene salir del círculo, Querida.
Charlas en un banco al frío. Ser la voz de la experiencia. Risas, Querida.
Recuperar, de la nada, viejas amistades.

Crash.

¿Es que hay algo más falso y deprimente que esos comentarios rebosantes de espíritu navideño y cursilerías varias?

domingo, 25 de diciembre de 2011

Right?

Can't sleep, so I'm lied in the bed doing nothing; thinking, perharps.

sábado, 24 de diciembre de 2011

Querer.

Perdida. Pero perdida, perdida de más.
Chutes de felicidad, en la ocuridad, comiendo kitkat

viernes, 23 de diciembre de 2011

En mi pueblo...

Cuando todas tienen algo en común pero son totalmente diferentes no puedes, si no, dar gracias simplemente por poder tener una historia propia que comparte, de manera insignificante, una parada de autobús con otras muchas historias igual de importantes y bonitas que la tuya.

Honey.

Los mil y un mejunjes y las rayas.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Un número de móvil.

Feliz no 21, después de todo.

v.

Deja. De. Emparaoniarte. Es. Todo. Real.
21 y otros días. ¿Sin importancia? Sin importancia.
Soñé que mi cama me engullía, pero no a través de unas enormes fauces, sino que era como si me hundiese en el colchón, como si de arenas movedizas se tratase. Y me ahoga con el aire, pero era feliz.

"La genialidad de una persona se ve apagada por su monotonía y su falsedad, así como por su poca sensibilidad y la inseguridad que provoca."
Fragmento tomado de "La Enciclopedia de las tardes, pensamientos y otros momentos de la vida." Editorial Veroño. 2011.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Presente en la gente.

A nadie le gusta que le digan "Adios".
¿Pero cómo no he de dudar de mí si soy humana?
Un día nace gris y frío, por lo que prefiero pensar en el futuro y desear que hoy acabe ya.

martes, 20 de diciembre de 2011

Beyond.

Gente anglo-turca de pensamiento que lee mal y, en lugar de pensar con afán consumista, piensa, o lo intenta, con afán comunista.
Penosidad absoluta que se ve compensada por... Bueno, algo bueno habrá para equilibrar la balanza.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Seis.

La mirada inquietante del niño desde el autobús.
Los dos señores sentados en la terraza, al sol, cual lagartijas.
El jazz que suena de fondo, proveniente del Santa musical.
Y la alta chica con el gorro de lana de un color que le cuesta determinar y a la que le dijeron que ML mola. La que va feliz desde las once y media. La que, por ser perfectamente perfecta, pierde pequeños detalles importantes.

¡Pero qué va!

Oye, almohada, ¿qué opinas? ¿Crees que estoy loca?

domingo, 18 de diciembre de 2011

¿Permites un "hola"?

Pienso, a veces, que soy jodidamente increíble. Me dicen, a veces, que soy perfectamente perfecta. Escucho, a veces, que debería creer más en mí. Sin embargo... Bah.
-Te voy a confesar un secreto.
(Pausa. Luego, en un susurro)
 Éste es el mejor día de mi vida.-
La perfección es un ideal inexistente. La perfección es particular a cada punto de vista. La perfecta imperfección enamora.

Escritos bipolares de las horas intempestivas.

Cama de Aloxi, día 18 del mes mágico del año antes al “fin” del mundo.

Queridos, apreciados y estimados Reyes Magos, Papá Noel, Rey Búho del país Indie y/o cualquiera que la presente viere, leyere y entendiere:
       Doy por sentado que el hecho de visitarme cada año, supone el saber íntegro de quién es la pobre mortal que se dirige a vosotros una vez más llegadas las fechas destinadas para pedir regalos en base al comportamiento, calificaciones y buenas acciones durante el año.
       He de agradecer que esta Navidad podáis recibir mi epístola. Entiendo, porque soy mayor y leo libros de grandes sin dibujos de pequeños, que el año pasado fue un año muy duro por aquellos horribles meses de llanto y dolor (y éste también lo es, lo sé porque leo los periódicos, y me mancho de tinta al pasar las hojas, que hay una terrible crisis que hace que muchas familias tiemblen), pero sólo yo contaba con la dicha (o la desgracia) de saber entender la situación, pero las otra dos, las pequeñas, eran eso, pequeñas, y no comprendían, o no del todo, porqué toda la gente estaba tan alterada en la época de más tranquilidad del año. Gracias mayúsculas, pues.
       Esta vez no pido como la niña risueña que antes de pedir por ella, pedía por esos niños que no tenían papá ni mamá, o por los que vivían en bancos o los que esperaban ansiosos el camión de los juguetes del gobierno. Antes pedía por aquellos que no tenían la suerte que tenía ella. Pero no, hace tiempo que dejé de ser aquella criaturita que se emocionaba cuando escuchaba a su padre por el pasillo cuando llegaba de trabajar. Ahora pido como la persona complicada que ella quiso ser; la que está entrando en la edad difícil.
       Y pido, claro, cosas de persona que eligió en un momento dudoso de su vida ser complicada. Os pido a vosotros, los que repartís ilusión y en los que los niños creen, que me devolváis esa despreocupación infantil que no sé en qué momento perdí. Os pido que me libréis del miedo a mí misma, que sea capaz de enfrentarme yo sola ante las gigantes debilidades y la falta de confianza propias. Quiero escapar de la constante vulnerabilidad que me ataca. Quiero huir de la continua depresión mental que me acecha.
       Sinceramente, quisiera cambiar quien soy.
       Y soy plenamente consciente de que muchas personas envidiarían el destino que me fue proporcionado. Que estarían agradecidas por “las virtudes”, cuestionables, que tengo. ¿Pero de qué sirve tenerlo si nadie lo valora lo suficiente?
       Sinceramente, no quisiera ser yo del todo.

Yo.
*************************************************************
                                                                       18 de diciembre de 2011.
Queridos Reyes Magos y/o Papá Noel:
       Este año me he portado muy bien. Hasta el momento, tengo unas notas buenas, aunque sé que tengo que esforzarme más, y mi comportamiento ha sido el mejor (por favor, no os fijéis en lo desordenada que soy, eso es sólo temporal), por lo que me atrevo a pediros, de la forma más humilde que podáis interpretar, vida.
       No se me pasa por la mente un regalo mejor. Quiero vida para poder seguir disfrutando, y si cabe hacerlo aún más. Quiero vida para perder la cuenta de las veces que me río, para fabricar recuerdos alucinantes, para sentir el sol en la piel. Quiero vida para seguir besando y para seguir sintiéndome joven. Vida para querer, vida para caminar. Vida para perdonar y ser perdonada, así como para soñar. Para asomarme por la ventana y ver más vida, para ser persona. Quiero vida para llorar y sufrir, porque eso también forma parte del ciclo.
       Quiero vida para seguir siendo feliz.

        Esperando sepáis atender a esta carta, me despido por este año.

Con cariño infinito,
Aloxi.
                                     

sábado, 17 de diciembre de 2011

Ken.


Manjares que solo los pobres pueden permitirse.
Pluses, porque hay que ver el lado positivo.
Debajo de la cama no solo se hallan los monstruos.
Los tipos de adrenalina.
Y las ganas atrasadas. Y la impaciencia contenida. Y la frustración encajonada.
Ver las tiendas onlines y enamorarse de jerseys.
Perder vida social a momentos. Siempre me quedará la conexión a Internet.
Hay distintas maneras de sobrellevar la falta de autoestima.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Hogareño.

"And if you go
I wanna go with you
And if you die
I wanna die with you
Take your hand and walk away"
System of a Dowm.- Lonely Day.
Simple.

Y las llaves perdidas. Y la nueva música. Y los nuevos libros.

The Cinematic Orchestra.

Más inoportuna y no nazco. Sin ironías.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Pagafantas.

"Razones trigonométricas": el regreso de las podridas.


Eres un lúpulo.
"Si viajas en coche con una masa cárnica como esa, es mejor ser el copiloto o la copilota (...) o ser el gordo."

Y estaba aún más callada que de costumbre porque no le entraba en la cabeza el porqué de tanta estrategia macabra. Claro, la aparente firmeza se quiebra y sale a flote la verdadera debilidad.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Ducha.

Jugadores de ajedrez en momentos sin estrés que carecen de espacio para poner a más grupos musicales en su perfil.

Soñé que era pequeña, como de unos cinco años, y que me estaba ahogando en una piscina de bolas y justo antes de morir, alguien me preguntaba qué era para mí felicidad. Yo le respondí que felicidad para mí significaba sentirme querida.
Luego, no pude aprovechar la preciosa hora que quedaba hasta que sonase el despertador para dormir, por lo que me sumergí en mi relativamente cercana infancia y recordé que mi sabio abuelo, el que dibujaba y pescaba, me dijo que muchas veces, hacer una recta con muchos trazos significaba que la persona que la hacía era alguien inseguro de sí mismo que quería conseguir la perfección de una regla repitiendo una y otra vez el mismo trazo mejorando de forma casi imperceptible. Yo le dije que no podía ser así, que el primo que estudiaba aereonáutica hacía rectas con muchos trazos y era la persona más confiada del mundo. Mi abuelo suspiró, "Te dije muchas veces, Loqui, no siempre. Pero no pierdas cuidado, Leto es tan inestable como tú a la pata coja."

Do.

Ataques al ego.
Cri cri, cri cri.
Ataques a la confianza.

Y es eso lo triste. Y es ese el miedo. Lo que pasa es que odia estos bajones pero es incapaz de hacer algo para evitarlos, o, por lo menos, solucionarlos cuando aparecen.

martes, 13 de diciembre de 2011

Muerta del asco.

¿Qué es la sombra?
La sombra son miedos. Sus miedos. Al fracaso.
¿Qué es la sombra?
La sombra es la intangible complejidad. Su extrañeza. Lo absurdo.
¿Qué es la sombra?
La sombra es ella. Su desconfianza hacia ella misma. La cueva.
¿Qué es la sombra?
La sombra es lo que nadie ve. Su intimidad. Lo que cuenta.

Se traga el orgullo, y llora de miedo y frustración delante de la gata.

lg8^5/7=5/7lg8.

Le era imposible sonreír. Solo salían muecas y más muecas sin forma alguna que trataban, de forma patética, suplir una sonrisa de verdad.
La de cosas intesesantes que se aprenden a las doce de la noche.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Terciopelo apetecible.

Oh, Yeah.


El vicio llamaba, insistía, incitaba, y nunca, nunca, nunca los dedos fueron tan apetecibles. Al parecer, la clase de historia se prestaba a impulsar el desbocado deseo de perder, mas las ansias ocultas impidieron que se acometiera contra el principio primero de aquella irregular apuesta.

Una fuente de alimentación.

a)
b)
c)Calquera motivo.

Podía haber sido un violador al que le resultase gracioso, claro.

Me dicen que soy como las letras de Vetusta Morla y Los Beatles.

domingo, 11 de diciembre de 2011

¿Y es eso suerte?

Caras. Caras. Caras. Sueños. Sueños. Sueños. Ganas. Ganas. Ganas.
Demasiada velocidad para tan pocas palabras.
Y el momento en el que...
Mentalmente todo suena genial, fácil y divertido, pero te das cuenta de que son tus orejas las que te delatarán.
Regalos forzosos y métodos poco ortodoxos para descubrir ciertas circunstancias.
Paredes.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Blanco.

¿Qué es lo que pasa cuando tienes muchas cosas que decir pero no tienes las palabras?
Asdfghjkahf
Apuff.
En ocasiones, terriblemente idiota.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Poco.


Me gustan las canciones con estribillos sencillos, los Ferrero, las camisetas que me quedan grande, las luces de navidad.
Hablar de vez en cuando gallego, escuchar Nirvana, hacerme moños en el pelo, escribir con el lápiz cebra.

Y sí, aunque diga que odio el frío, el hecho de poder activar el "modo manta" es algo que me encanta. Y sí, he encontrado una relación absurda de placer al escuchar Coldplay en invierno.

Y todo lo demás... Bueno, me gusta sentirlo.

Teme.

    C
    U
    R
    I
    O
    S                  L
 CASUALIDADES
    S               E      X
                              T
                              R
                              A
                              Ñ
                            PAGINA 133

miércoles, 7 de diciembre de 2011

M.

"Nos tienen envidia porque España ostenta en sí las mejores características de los demás países europeos: sueldos portugueses, precios alemanes, impuestos suecos, corrupción búlgara, honradez rumana, política italiana, banca albanesa, sanidad británica y engreimiento francés."
                                  Harold Alexander. 

For those...




Pingüinos-huevos.
En cantidades industriales.
-ero.
-eres?
+ero.
Aquello, que se suponía lleno de ultras hijos de inquisidores, resultó ser de lo más productivo, aunque luego se predique diciendo que no se hacen las cosas como Dios manda.
Raaaaayaaaaadaaaa mental. Terriblemente cierto y frustrante y desconcertante y estúpido y... ¡Apuff!
Sangre en los dedos fruto de la horrible manía.

martes, 6 de diciembre de 2011

Pero de la buena, eh.

"Digamos que algo así como una gripe enorme y odiosa me impidió escuchar la gloriosa anunciación del Mesías que me librará del cate."

Palabras que dichas por determinadas personas adquieren un significado distinto, pero sin caer en la connotación.
Sonreír mientras mentalmente te cagas en ti. Patético.
Circunstancias que hacen que todo empeore.
Demasiada paranoia para ser verosímil.
Malditas orejas.
Pactos con el diablo en los que le das tu inteligencia o tu salud a cambio de no pas- Mierda. Me timó.

Siempre nos quedará Sidney.

Miedo:
"Miedos infundidos y/o irracionales: aquellos que se tienen de manera ilógica o, incluso, absurda. Ejemplos: miedo a la oscuridad (o a lo que hay en ella), el miedo de los gatos al agua...
Miedos de niños: aquellos que se tienen por ser inocente, por tener la imaginación descontrolada y poder crear situaciones en las que inmensos monstruos habitantes de Bajo Lecho atacan con sus de pinzas de cangrejo, por ejemplo.
Miedos de grandes: aquellos que se tienen porque se es consciente de la realidad.
Impertérrito: que no tiene miedo.

Se tiene miedo, claro, al fracaso, a la soledad, a la muerte, a los perros, a la mentira. Esta es una suerte de miedos que con el tiempo se afincan en una determinada persona, un ejemplo.

Los miedos son necesarios porque al final, después de que se apagan las luces, ¿no son los miedos los que arropan a las personas?"
Fragmento tomado de "La Enciclopedia de las tardes, pensamientos y otros momentos de la vida." Editorial Veroño. 2011.


Huesos.

Y cuando el Mundo, que antes parecía pequeño, adquiere la odiosa cualidad de volverse inmenso.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Church.

Coger aire con una sonrisa y deshincharte con la cara desiluminada.
Coger aire con una sonrisa y deshincharte con una carcajada.
Coger aire con una sonrisa y deshincharte mordiéndote el labio.
Me quedo con la tercera, claro.
Y es que siempre es una cantidad demasiado relativa.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Jóvenes eternamente.


P. Sherman, calle Wallaby 42, Sydney
Ayer fue el día de los "tri": tripartita, triportal, tripersonal...
Y la mente me viaja a agosto mientras que, con una sonrisa, desperdicio una preciosa mañana.
Infinito más tres.
Cuando los zombis pueden correr más rápido que las personas que tiritan.

Una tarde de algún viernes feliz, alguien sentado en un banco fue obligado a decidió convertirse en una estufa. Nadie sabe como fue. pero se tiene constancia de que su acompañante no paraba de reír debido a la confusión de la estufa al no saber quien era exactamente. Luego, por supuesto, los zapatos de ambos quedaron llenos de tierra.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Apoteósico.

El flequillo del pelo de león se comporta como un fantasma a causa del viento.
Si digo "Cuan manipulables somos", la tutora me mi mira con mala cara. ¡¿Qué diablos?!

miércoles, 30 de noviembre de 2011

FELICIDAD.

Sustantivo + adjetivo no propio del sustantivo.
Feliz felicidad envidiable, prácticamente perfecta.
Según Epicuro, la felicidad es la ausencia de sufrimiento, así que pregunto, ¿sufres?
Charlas ético-filosóficas sobre la felicidad.

La mierda de las relaciones.

Y se le escapa una carcajada mientras le da una calada al cigarrillo. Tirada en la cama con el pecho desnudo, maldice.


Olores complementarios se soportan.
Y saludan como niños pequeños a una molécula que acaban de "conocer".
La gata en celo se restriega contra todo y llama a Raul.

martes, 29 de noviembre de 2011

Pampatar, municipio Maneiro, 29 de noviembre de 2011.

Hoy, mientras estaba en cama haciendo otro trabajo obligatorio, escuché a mi madre hablar con la madre de cierto compañero que lle fai un fillo a quien se lo pida. A raíz de esto, y sin venir a cuento, me acordé, no sin pesar, de unos primos segundos o terceros míos.
Cuatro, dos niñas y dos niños que se intercalan en edades. Ellos tienen nombres comunes de la zona asquerosamente pobre en la que viven, mientras ellas lucen en sus C.I composiciones que acaban en -mar.
Viven en una casa, más bien pequeñita, que hace esquina en un cruce. Creo recordar que la puerta de la casa tenía unas cinco cerraduras, porque a parte de ser una zona extremadamente próspera para los pequeños/grandes conflictos armados, es una zona propicia para los robos a gente sin nada producidos por otra gente sin nada, que sin duda se pasa el séptimo mandamiento por donde la ropa no le calienta (porque sí, la gran mayoría, por no decir la mayoría absoluta, llevan en los cuellos morenos rosarios de plástico flourecentes y van los domingos al templo.) (La religión y parte de la sociedad.)
El niño mayor, que ha de tener mi edad, se paraba con chulería delante de una chica y le soltaba todos los vulgarismos que sabía, todas las palabras malsonantes que conocía y todas las posiciones del Kamasutra, las más "agresivas", que le habían enseñado. La susodicha, morena, morena, que seguramente llevaría muchas trenzas finas, se echaría a reír y él la cogería por la cintura, se darían un latazo y se irían a Charallave. Luego, claro, unos meses después, veríamos a la chica con las manos en la parte baja de la espalda, porque el peso de la barriga le puede, entonando el himno nacional en el liceo. (La reproducción.)
Al niño mayor, le sigue la niña mayor, que tiene un año menos. Ella decía que no quería estudiar, que quería ser artista, pero aún así, asistía "rigurosamente" a las clases del turno de tarde, que empezaba a la una y acababa a las cuatro y media. Tenía un boletín de notas que no levantaba de la D y una aptitud cartelopelúa y bulda e' fina, es decir, era un encanto vanidoso y agudo.Era admirada y cortejada por muchos, por lo que se preocupaba de en ningún momento llevar una semilla de la reproducción dentro, pero como no era del todo controlable, acudía con regularidad al dispensario y, pagando en especias, conseguía esas pastillas que reparte el gobierno cuando son las fiestas patronales. Y cantaba, sobre todo, cantaba. Porque quería ser artista. (La mujer en sociedad.)
A los otros dos los recuerdo pequeños, viajando de la casa de la madre (la cuál se entregó a la licorería, literalmente) hasta la casa del padre (la de la esquina) y viceversa. Recuerdo que la niña, la más pequeña, siempre olía como a salitre.
Ninguno de los cuatro pedía nada, ni esperaba nada. Solo estaban allí y ya. Tenían una vida que me alegro de no haber compartido. Yo, la hija de la tía Yosiris y la piel "clara", demasiado sifrina para su gusto y la que luego cruzaría el Atlántico y llegaría a España (país que no sabían identificar la última vez que estuve con ellos, pero que aún así no se perdían un Barça-Madrid). Ellos, bueno, ellos y sus sueños truncados por el escaso nivel cultural y moral y social.


lunes, 28 de noviembre de 2011

Evaristo, inmortal, bocadillo.

Un año.

Los dedos violetas mientras hablas sobre el erotismo, los dedos violetas mientras oyes el desquiciante cliqueo de muchos ratones al mismo tiempo, los dedos violetas mientras lees una profunda carta de un indio, los dedos violetas mientras estás sentada en una maceta, los dedos violetas mientras escuchas un vacío parloteo, los dedos violetas mientras aprendes qué es un 555, los dedos violetas mientras escuchas un comentario de texto perfecto.
Sólo ella entiende que hace el sol suficiente como para llevar esas gafas de aviador.
Y sí, puede que me olvide, pero sigo siéndolo.
Pensamientos, oh, dulces. Pensamientos, oh, intangibles.
"Pasar de uno a otro volviendo todo un lío."
No. Puedes. Ser. Tan. Extremista.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Un beso de desayuno.

Confesar que lo que más te gusta es su cuello. Sí, eso. Hablar en un autobús (que te saca dos grados en media hora) de lo que te encanta de él mientras te muerdes el labio recordando y sonriendo.

"Hasta llegar a tu ombligo de tu oreja
y recitarte un poquito de cosquillas" (8)

viernes, 25 de noviembre de 2011

Susurros...

...que te ponen la piel a mil.
Perderse entre su camisa escapando del frío.
La terrible escacez de calor.
La agradable sensación que te invade cuando por fin le abrazas.
"Gominolas, te quieros y caricias."
Corazones arritmicos y arte abstracta (la cual loveo).

Excesivos.

Se me hace imposible comprender como actúas con tanta pasividad e indiferencia cuando estás asesinando a alguien interiormente. ¿Es que no se te caen la cara, los brazos y el cerebro al ser tan cínica?

jueves, 24 de noviembre de 2011

Back.

Por mucho que lo niegen, sabes que lo eres.
Te levantas y te comes el suelo y el mundo te engulle.
¿Dónde quedó aquella, eh? ¿Qué es lo que ha cambiado?
Que los días rojos pasan y más que pasarán.
"Si te pudieses matar con un boli..."
¿Y cuál es el impulso extraño que te da cuando se muerden los labios?
Que no es nada, queda poco, pero es mucho aún.
De pena...
Es que ya no sabes qué hacer siquiera.
Y llegados a este punto, dale las gracias.

¿A qué le tienes miedo?

miércoles, 23 de noviembre de 2011

"Necesito tu sonrisa para sonreír."

Hacía millones que no leía un libro de un tirón y hoy lo hice.
Hacía millones que no soñaba de verdad y hoy lo hice.
Hacía millones que no comía estas galletas y hoy me harté de ellas.
Hacía millones que no escribía así y hoy lo hice.
Hacía millones que no me había puesto a pensar en que, tal y como están las cosas, nunca habrá una sorpresa así o nunca habrá un encuentro casual y hoy, tristemente, lo hice.
Hacía millones que no me avergonzaba de tal manera y hoy lo hice.

El roce de tu cuerpo. (8)
Pingüino acalamarzado.

"Los sueños no son recuerdos. Son esperanzas y miedos. Indicadores de la tensión que la gente soporta en sus vidas." (Sueña, Lisa McMann.)

Desorganización total. Mierda de todo.

martes, 22 de noviembre de 2011

JN.

¡Que me absorbe! ¡Es un vicio! ¡Es un trabajo obligatorio!
Tengo tres dedos de la mano derecha fríos y los otros dos calientes. Sinceramente, odio esta sensación.

Pereza.

Y nos tranquiliza diciendo que no hay que tener miedo, que no pasa nada, sin saber que él mismo puede ser el monstruo.
El deber moral.
Jirafas que se pegan. 
Juegan fútbol a lo bestia.

mosa era ghuapa, ghuapa, menudiña, moreniña e cun ollar do que quedabas engaiolado, pero era despegar os beisos e... lóstregos haber!

lunes, 21 de noviembre de 2011

L.

Me encanta que sea demasiado tarde para poder empezar de nuevo.
Me encantan las posibles opciones que hay.
Me encanta el recuerdo que está ligado al olor y el olor que está ligado a la persona.
Me encantan sus risas. Me encantan sus silencios.
Me encanta el sonido de los coches sobre la carretera mojada.
Me encantan las buenas críticas.
Me encanta que la gente sea tan asquerosamente pesimista y se refugie en sus jodidas pesadillas.
Me encanta que no haya nada más que contar.
Me encanta que debamos. Me encanta que haya necesidad.
Me encanta El Principito.
Me encantan los Sex Pistols. Me encanta El lago de los cisnes.
Me encanta que el mundo esté loco.
Me encantan las venganzas que puedan planear y ejecutar los interruptores de la luz y las conspiraciones que estos y sus aliados, los pomos de las puertas, puedan llevar a cabo.
Me encanta.

Una entrada más que feliz.

"Creando recuerdos de los que nunca se olvidan."
Me di mentalmente las gracias a mí misma por evitar lo que podría desencadenar la primera Guerra del Centeno.
Mi forma de estornudar, algo con lo que he vivido toda mi vida, hace que ellos suspiren y se rían.
Esa extraña costumbre de llevarme las manos a los mofletes y torcer la cabeza hacia la derecha mientras sonrío diciendo "¡qué bonitu!". Muy extraña, casi de dibujos animados.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Hablan con la pared.

Carecer de estética.
Frustrante desesperación la de no encontrar un palabra común en los titulares de un periódico.
Tropezar con las sombras.
Deja de ser impulsiva de una vez. Porque aunque sea solo por ínfimos momentos, tus arrebatos de nimia rebeldía e incosciente estupidez acabarán contigo.
El agradable olor a coco de los pegamentos de marca blanca. "Antiguamente, los pegamentos se hacían con gatos y, teniendo en cuenta de que el resultado final es una mezcla blanca, en algún momento del proceso tuvieron que triturarlos..."
Cadenas de errores que te hacen débil ante ti misma.
Frases meditadas que excluyen al azar.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Because.

Del 23/06/11.
+Déjame caer. Luego ya veré si me levanto o no.
-Vale.
+Vale, cayendo.
+...
-¿Caíste ya?
+No, es una caída larga. Son 15 años de errores.


Del 28 del mismo mes.
Todos tenemos un cierto grado de locura. Que lo desarrollemos o no es otra cosa.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Hembra.

Bubusefobia: fobia a viajar sola en bus.
Página 63.
Contestaciones escuetamente llanas, escuetamente simples, escuetamente significantes.
Lo gracioso que es que hablen de ti.
Y cansada de describir siempre a "mi mejor amiga" en los controles de inglés, me inventé a un nuevo mejor amigo, que es, por cierto, an amazing person.
(En clase de religión, hablando de supersticiones.) -¿Cuenta como "manía" la terrible necesidad de querer ponerle tu nombre a las fichas de gallego con rotulador amarillo?

jueves, 17 de noviembre de 2011

TOC, TOC (trastorno obsesivo-compulsivo).

La gente hace preguntas, de toda clase, y no siempre soy tan espontánea como para responderlas.
Odio que las conversaciones tengan que ser forzadas. Eso de "Cuéntame algo" por chat se me hace desquiciante. Es como si me viese obligada a formular, cual máquina, un tema de conversación, el cual suele ser poco espontáneo y atolondrado.
Y sí, me acabaré deshinchando de continuar con el ritmo de suspiros que llevo.
Que te hagan sonreír cuando ves todo asquerosamente gris o negro o rojo o verde (colores, pfff, solo son eso).

Probabilidad.

Aquellos sueños extraños.
Por el miedo a equivocarnos.
Querer ser realmente un holograma.
Hysteria.
Las ciencias ocultas son falacias, pero cuando predices que tendrás un futuro negro en tal asignatura, poco te puedes equivocar. No seas pesimista, canela. Es solo un examen; tendrás muchos durante todo el año.
Primero: enfado sin razón. Segundo: ganas de llorar. Tercero: resignación. Cuarto: falsos propósitos que esperas cumplir.
Vivir a base de café.
¿Y a quién le echarás la culpa cuando no esté? ¿A la basura del gobierno? ¿Al fantasma? ¿Al comportamiento?

Apuffy.

Los absurdos razonamientos de ellos son fácilmente revocados si ellas dan los argumentos oportunos.
"Siempre fueron así, querida, lo que pasa es que la época no les dejaba expresarlo."
Agradables sorpresas que se encuentran en los baños. (Sin ironías.)
Puedes hacer lo que quieras, siempre que controles la situación. O no.
Preciosa primera práctica de física. Sublime. Magnífica. Espléndida. Me cargué el papel milimetrado gratuito...
La cara de melocotón que se te queda cuando alguien te dice que le gusta la camiseta de ms. Pac-Man.
"(...) Adoro cuando se ilumina tu sonrisa cuando él llega, como te ríes con mis tonterías (...)" Tomado del blog de una persona Sunshine.
El ruído de los huesos.

martes, 15 de noviembre de 2011

De desayunos.

Breakfast at Tiffany's
-¿Conoce usted esos días en los que se ve todo de color rojo?
-¿Color rojo? Querrá decir negro.
-No. Se puede tener un día negro porque una se engorda o porque ha llovido demasiado; estás triste y nada más. Pero los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué.

Breakfast in America
I'm hoping it's going to come true
But there's not a lot I can do

lunes, 14 de noviembre de 2011

Argán.

En caso de duda, siempre se escoge la izquierda.
"Apuff" literales.
Extrañas situaciones que te sacan grandes carcajadas.
La máquina de cafés del Multiusos pronto se enriquecerá a base de los chocolates semanales.
Cuando estás ansiosa, anhelante, emocionada.
Meter una foto en el álbum.
Que te pasen canciones geniales, bestiales y brutales.
Que te saquen de tus casillas cuando no das más de ti.
Querer hacer explotar a alguien cuando te desconcierta de esta manera.
Contar esto y aquello.

"Antiromántico es salir a buscar al príncipe para que te invite a bailar." ¿Desde cuando está "mal" visto que se inviertan los papeles? ¿O es que solo aplicamos cambios cuando nos va realmente mal? ¿Es necesario revolucionar ciertos conceptos a día de hoy?

Diaria.

Moverse como zombis en clase un lunes por la mañana, no poder hacer nada y lamentar tener que escuchar a un "político" barato que se autodefine como tipo de física.
Que se te cierren los párpados.
Caerse de un cojín que está en el suelo.
El terrible hecho de estar empapada.
Menos, menos, menos.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Olor.

Ver pelis en buena compañía.
Fotos.
"Es que a ella le va más el rock. No eso que tú escuchas."
Al natural.
No sé, pero la mezcla de Coldplay más el calor de hoy (totalmente ajeno a esta época del año) más la tormenta "veraniega" más Él hacen que tenga una sensación taaaaan agradable que en serio, daría lo que fuese por volver a estar allí.
El tiempo no existe. Son los padres.
Hablar de videojuegos que ellas no controlan con tíos y, de algún modo, quitarles el protagonismo a ellas y a sus pantalones cortos.
Felicidades, haz conseguido que alguien se muerda un labio y le dé un escalofrío.
Promete.
Lo único bueno que podía salir de mi orgullo ya salió y le doy gracias por ello.



-Se volvió... ¿Cómo era la palabra esa que nos había dicho?
-¿Hardcoreta?
-¡Sí, eso! Se volvió "hardcoreta" y ahora nos dará por culo y se irá a meter rayas. Luego nos llamará... ¡Mierda! ¿Por qué usa palabras tan chungas?
-Nos llamará chonis... Y no creo que se meta rayas; sabiendo como es con estos temas...
-Bueno, también. Pero tengo miedo de que nos deje tiradas. Además, odio su maldita costumbre de llegar tarde.
Me encanta la pequeña casa de hoy y su olor particular, pero sus paredes son demasiado finas...

viernes, 11 de noviembre de 2011

Vaho.

Planazo: yogurt griego sin azúcar, mantas y la selección de artículos de Larra (a la cuál le faltan tres de los que tengo que leer.)
Del resto, Robespierre (el gato), sueños (en los que aparecen los deseos ocultos) y patines (en los que no sé andar).
¡AL FIN! Mucho demasiado tiempo.
Sí, no me muerdas la oreja. Hazlo.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Agujetas.

Resumen del día (o de la tarde, más bien.)
-Timbres afónicos, desafinados y/o que no funciona.
-Gente que no vive en sus casas.
-Felpudos subvencionados por las comunidades de vecinos.
-Olores particulares de cada edificio.
-Muchas tonterías de las que hacen reír.
-Perras caducas.
-Hablar en clave.
-Urgentes que llevan semanas de retraso.
-Penosa capacidad como relaciones públicas.
-Perros que asustan.
-Vientito y friíto.
-Que no es un problema en absoluto.

Bueno, y todo eso. Eso que sabemos.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Sweet lemonade.

Duuuulceee de leeecheee.
Hacer los trabajos a última hora porque sabes que si los haces con tiempo nunca, nunca, nunca te saldrán con la misma calidad de que si trabajas bajo presión.
Recordar es tan bonito. Pero es más aún vivir el presente.
Se me ocurrió anoche que qué sentirán mis entradas. Sí, me llegué a preguntar si sentían celos las unas de las otras o si hacían concursos para saber quien era mejor. Bah, tonterías de soñolienta.
Frustración la de querer y no poder.
La procrastinación me acompañó durante toda la tarde. Al igual que el sueño producido por la fatal combinación frío+cama. 
En serio, no puedo entender ni razonar como es que a todas en general les atraiga solo por ser un "malo maloso". (No, no tengo nada en contra de ellas y las atracciones producidas por las hormonas, porque a mi también me pasa (¿o me pasaba?) pero no era de la misma manera.) Por lo menos podrían mantener las formas, que de verdad, un día de estos en vez de recoger colchonetas y bancos suecos, recogeremos ojos y/o bragas. Bueno, soñar es gratis.
11. 11. 11. 11. 11. 11. Make it special.
Y todo lo demás que se me pudo haber pasado por la cabeza y que, una vez más, traté de liberar.
Good luck.

martes, 8 de noviembre de 2011

Paranoia, Malos ratos y princesas.

Hacer referencias a una persona en distintos soportes (a saber, el cuadernillo de inglés y, en cierto modo, la mochila) hace que, si dicha persona desaparece de una forma u otra de tu vida, te quede el recuerdo de los momentos en los que surgieron tales referencias.
No se ponga paranóico, lector, porque aunque sea cierto que es mucho mejor hacer planes de presente, no hay que olvidar los propios pero del futuro.
Dicen que es suerte, pero ¿a quien le importa? A mí, principalmente no. Simplemente... Bueno, simplemente quiero estar ahí, hacerme notar, y eliminar esa sensación de irrealidad absoluta que me invade constantemente.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Carne de cañón y pateticismos.

Se comenten y se piensan tantos errores en la vida... Por ejemplo, creer que se pueden conseguir amigos así porque sí o creer que puedes tener compañeros normales en clase. Por ejemplo.
Pero bueno, ¿acaso importa eso cuando te ríes a más no poder con los que, al fin y al cabo, el roce acaba conviertiendo en medios extraños?
Hoy me dijeron que se pueden elegir los libros por el olor que desprendan.
Absurdos pateticismos. Eso es lo que pasa todos los días. De hecho, los días están plagados de ellos y es imposible erradicarlos de la monotonía diaria.
Cousa hecha.
"Hay que tener una visión general. No puedes dar opciones sin que éstas contemplen a una parte del colectivo."
A mí me gustaría que vivamos para siempre y que seamos jóvenes eternamente.
Ideas descabelladas que surgen en el frío.
Las clases de inglés en las que se comenta todo y se dice que es "bueno" romper reglas cuando se es joven.

domingo, 6 de noviembre de 2011

1605.

Y cuando las golondrinas son vistas de otra manera.
Y cuando la felicidad roza el nirvana.
Y cuando se te hacen eternas las esperas.
Y cuando se te pasan en un latido las tardes.
Y cuando piensas demasiado pero sigue siendo lo justo.
Y cuando te mueres de frío.
Y cuando te ríes sinceramente.
Y cuando das consejos buenos pero que no escuchan.
Y cuando tu gata ronronea cerca de ti.
Y cuando sabes que haces algo bien pero implica ir al contrario del mundo.
Y cuando escribes.
Y cuando bailas.
Y cuando recuerdas.
Y cuando comes sin engordar pero aun así te preocupa que puedas llegar a pesar dos kilogramos más.
Y cuando defiendes tu punto de vista aunque este choque de pleno con el de los demás.
Y cuando tienes nimios episodios rebeldes.
Y cuando bostezas.
Y cuando ves que hace sol y abres la ventana pero tienes que volver a cerrarla porque hace frío.
Y cuando te aburres.
Y cuando disfrutas a lo grande.
Eso es tu vida...

Le costaba tanto tener que pagar un euro menos que, en esto momentos, lo que realmente importa es el tamaño de la lengua.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Sueños, inseguridades y demás.

"Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad."
Esa rabia incontrolable hacia ti mismo cuando te olvidas el paraguas en una tienda y te acuerdas de ir a buscarlo cuando estás lejos y/o empieza a llover.
Se siente. En los Chinos empezaron a poner la decoración navideña.
Estar sentada en un microbordillo, que te tiendan la mano y te digan que ese no es el mejor sitio para sentarse.
La mayor mentira que puedes decir, Suiza, es decir que estás bien cuando te preguntan si tienes frío estando en la calle, sentada y temblando. Puedes completarla con una sonrisa falsa que combinará perfectamente con el castañeo de tus dientes.
Escribrir una "cousa".

jueves, 3 de noviembre de 2011

Body.

-No estás paranóica- Me dijo mi psicólogo.-Simplemente, tienes miedo a perderle.
Sonreí aunque él no pudo verlo.
-La mayor parte de las canciones de amor están llenas de mentiras.- Le dije citando lo que había compartido antes conmigo. Quise decirle que hace unos días, alguien había compartido una canción de amor (de  esas en las que el autor promete estar al lado de la inspiración -real o no- de la canción y le dice que nunca la dejará caer) que hizo que se me quedase cara de melocotón.
Y vuelvo sobre mis inseguridades. En la conferencia de hoy (que a pesar de todo sí que fue de un tema útil), la conferenciante dijo que las inseguridades no eran para nada buenas.
Pero aquí sigo yo, diciéndome mentalmente que lo que en realidad me hacía falta era poder asomarme a la ventana y sentir el frío y oler el aire cargado de humedad y humo que recuerda a castañas.

Once.

Deberían comercializar los paraguas con calefacción, aunque estos estén ahí para evitar que te mojes pero dejan que lo hagan, porque de seguir así, será realmente eso, un bucle infinito de contagios mutuos.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Presente.

Los presentes, simples, claro, me hacen sonreír.
Editar fotos como pasatiempo.
La suerte que tienen algunos es tan, tan grande.
No llegaré a comprender del todo el cariño que se le puede tener a un algo material.
A mi gata, que es de color negro y tiene los ojos color miel, le encanta dormir entre mis piernas, pero cuando lo hace, luego soy incapaz de moverme por miedo a despertarla. Ahora creo comprender lo que sentía alguien al volver.

Volver, volver, volver. Canela y miel. Lento, rápido. Leento, rápido. Leeento, rápido. Leeeeeeeeeento, rápido.

martes, 1 de noviembre de 2011

Infortunio.

Te quiero:
"Te quiero dicho alto es para que los demás sean partícipes de tal. Es un gesto formidable de amor al otro.
Pero, sin duda, los Te quiero dichos bajito, en un susurro, son los que más sensanciones extraordinarias producen, y más si se dicen de noche. Demuestran que en ese mismo instante alguien, un cualquiera si lo ves desde una perspectiva más conservadora, te cede a ti, y solo a ti, un par de segundos que ponen en manifiesto las Tablas de la verdad.
Cabe decir que el escalofrío que sientes al escuchar un Te quiero susurrado da fe de que te encanta escucharlos."
Fragmento tomado de "La Enciclopedia de las tardes, pensamientos y otros momento de la vida." Ediciones Veroño. 2011.

Patatillas.

No había visto en mi vida una declaración tan bonita como la de ayer. Todo muy hollywoodense. Luego, claro, la cara de felicidad absoluta de ella era imposible de ocultar.
Desayunar churros con dulce de leche en compañía de grandes personas.
Leggins, camiseta, calcetines y orejas de gato.
Que la gente te silve por la calle.
Inconvenientes de tener cierta edad.

lunes, 31 de octubre de 2011

MM.

No disculpas.
No gracias.
Todo.
En fin, Suiza, no sé que quieres que te diga. Es lo que soy, y no solo por un tiempo determinado. Soy una chica débil, impaciente e insegura que se refugia bajo altura, camisetas y sonrisas. Es lo que hay, al fin y al cabo, y no termino de comprender porqué.
Seguramente, ésta ha de ser la forma en la que se manifiestan los "te quiero" que realmente se sienten, los que no cansan ni suponen ningún esfuerzo; porque bajitas, blancas y bien proporcionadas frotalmente las hay aquí y allá y, sin duda alguna, estarán mucho más dispuestas y resultarán más baratas.

No se canse, apreciado lector que escucha, extienda su paciencia y tenga consideración de la simple chica de la piel canela.
Siempre.

domingo, 30 de octubre de 2011

Halagada.


"La prostitución es el oficio más antiguo que exsite, las guerras son un mero pasatiempo y la búsqueda de agua, un juego extremo."
Ahora, sin venir a cuento, digo que el amor es un entretenimiento más. Pero no se asuste, querido lector, no hago tal afirmación en mal sentido. Lo digo porque hoy me he dado cuenta que durante un tiempo equis necesito o necesité tener a alguien en mente solo para distraerme, a sabiendas de que era casi imposible que todo lo que imaginaba sucediese.
He de confesar que me gustan los italianos que cantan en español. Y sospecho que no soy la única.
Recuerdo que hace un tiempo le dije a un compañero (que tiene un camiseta del Capitán América y desmuestra su hombría dejando que le hagan enormes moratones en los brazos a base de puñetazos) que no escribía para ser leída, pero que a los que se pasaban por el blog les gustaba como lo hacía. Él me respondió que de ser de otra manera, no diría lo que realmente querría decir y lo dicho se volvería comercial.
La pintura de las uñas se me cae a momentos y he vuelto a reubicar los muebles de la habitación.

Tres semanas.

Normalidad:
"La normalidad es, a luces claras, un concepto que se debe celebrar. No hay que dedicarle un día cliché ni mucho más, simplemente, hay que disfrutarla día a día, tal que, si en un momento determinado se altera y no vuelva a su original "monotonía", se tengan agradables recuerdos de los momentos que se vivieron gracias a la normalidad."
Fragmento tomado de "La Enciclopedia de las tardes, pensamientos y otros momentos de la vida." Ediciones Veroño. 2011. 

sábado, 29 de octubre de 2011

viernes, 28 de octubre de 2011

100.

Monstruacion mensurum. Oh, cielos, ¿por qué siempre me coges desprevenida? ¿Es que acaso te cuesta mucho avisar? Es que venir así... De esta manera solo te ganas que te incluya en la lista de las personas/cosas/instituciones que se oponen de una manera u otra a tal.
Exacto. Realmente lo que es un gesto increíble es pensar en planes de presente.
Siempre. Las situaciones que presenten algún tipo de "riesgo", proporcionarán múltiples sensaciones.
No me gustan los niños en general, y hasta puede incluso que no tenga, pero por mucho que diga que asesiné a mis instintos maternales, siempre resucitarán cuando tenga a un bebé en brazos.
Olor a procedente de.
Esta es la entrada nº 100. Acaba usted de ganar... Nada, en realidad, que sea la entrada 100 no significa nada. Es como cumplir años.
La vida, ah, la vida. La vida es tan inexplicable y absurda que acusan a Bécquer de cursi y se tiran latas a la cabeza. Locura.
Gente que tiene complejo de súper héroe y se ve tremendamente apetecible con camisetas blancas. Gente que tiene complejo de súper héroe de incógnito y resopla por la calle a causa de desconocidas razones.
"Las gatas son gatas hasta que se enamoran de perros."

jueves, 27 de octubre de 2011

Rayos X.

El momento en el que pasas debajo de un puente cuando llueve y la lluvia se detiene. Comer chocolate. El olor de la ropa nueva. Búhos, pingüinos, golondrinas. Ver a una pareja, que él sea bajo y que ella lleve tacones. Ver distinta la lluvia en otra ciudad. Los dibujos de barcos que llevan el nombre de una reina inexistente. Las canciones que te hacen sonreír. Labios que saben a chocolate. Extrañas relaciones de amigos.

Es indescriptible, formidable y agradable. Aunque es probable que de aquí a verano se multiplique por 8.


Soñar con escenas salvajes que podrían pasar cualquier sábado cuando realmente debería haber soñado con vocales abiertas  y cerradas. 

miércoles, 26 de octubre de 2011

Fruta.

Dibujé: dos personas, dos búhos, tres gatos, una chica con una camiseta tres tallas más grandes y un intento de elefante. Todo eso cuando se suponía que debería estar estudiando.

Da igual, luego me puse seria: me senté delante del ordenador y, mientras cenaba, ví el vídeo que hizo que me sintiese menos ignorante.
Tengo las uñas pintadas de amarillo y, sinceramente, lo que más me apetece en estos momentos es poder oler cierto aroma dulzón; el cual, por supuesto, lee proverbios chinos.
¡Ay!¡Qué desagradable se me antoja la lluvia ahora! Oh, no. Lluvia, no te enfades. Sé que hemos compartido infinidad de momentos, buenos y malos, pero hoy... Ahora podría estar vistiendo cualquier otra camiseta tres tallas más grandes, pero no, te has empeñado en que lleve leggins, un jersey a rayas de colores, una bufanda que hace juego con el jersey y una camiseta blanca que justo encima de mi pecho izquierdo dice "FARO DE VIGO". En definitiva, no sé que pensar de ti, Lluvia. Te estás volviendo intratable y si antes te tenía como a alguien de confianza, ahora solo eres normal.
En fin, hubo un arco íris doble y muuchos y aterradores rayos. Rayos que recuerdan a una situación hace un par de meses, salvo que esta vez, bueno, esta vez solo se parece a aquella en que llovía y habían rayos.

martes, 25 de octubre de 2011

Guitarra.

"Entonces, me declararé debajo de la lluvia. Un miércoles típico de invierno. Sin gente en la calle, solo paraguas caminando. Paraguas que fomentan la moda de las manos ocupadas y las peleas contra el viento, claro.
Ella tiene un gusto exquisito y peculiar, pero cada vez que mira a su flequillo, tan bien, tan lleno de brillo, le da lástima cortarlo porque tiene un buen corazón, aunque también un gusto extraño"
Tomado de los recuerdos de una conversación corriente entre personas singulares.

Telefonillo.

Odio que los días, las tardes y las noches se me pasen tan rápido. Tal rapidez hace que sienta como si no aprovechase el tiempo de una manera racional (y con racional quiero decir hacer cosas de provecho como aprender japonés o ver las películas de la carpeta "pelis" que aún no he visto o meramente tirarme en la cama y ver por la ventana.). Se me hace todo tan precipitado, como la velocidad en la que el profesor de Física y Química llena el encerado de fómulas y gráficas.
Desesperante.
Por cierto, hacer pruebas de resistencia en Educación Física no sirve para nada: sudar es de mal gusto y correr es de cobardes.

lunes, 24 de octubre de 2011

Rockefeller.

Calurosa gente vestida de amarillo que va por el camino más largo mientras ve como a alguien, patéticamente, se le rompe la única cosa que no quería que se rompiese cuando llueve.

La cosa verde.
"La cosa verde, como le llama Ella, convierte los días grises en azules, hace que se muerda el labio inferior con una sonrisa mientras cruza el parque, hace que piense y diga "¡qué bonito!" cada vez que la recuerda. La cosa verde es todo lo que espera cuando llega a casa. La cosa verde es lo que, directa e indirectamente, alimenta su día a día."
Fragmento tomado de "La Enciclopedia de las tardes, pensamientos y otros momento de la vida." Ediciones Veroño. 2011.

domingo, 23 de octubre de 2011

Tarta de queso con frambuesa.

Frío, frío, frío, frío.
Ser valiente no es solo cuestión de suerte.
Reflexionar sobre lo que hubiese pasado si "aquello" hubiese quedado en "aquello".
Mantener demasiado las distancias la primera vez.
Y recitarte un poquito de cosquillas.
Discusiones sobre temas que solo las chicas entienden. Pseudomaldiciones, para unas. Pseudobendiciones para otras. ¿Por qué siempre se quiere lo que no se tiene?

Quitarte la ropa y ver como tu cuerpo, frío, erizado, extraña la tela mientras ves como las gotas de lluvia hacen carreras por el cristal de la ventana es, sin duda, una de las sensaciones que extrañaba de la época de la lluvia y el frío. También digamos que otra de las famosas sensaciones es la de la comodidad que sientes al llevar puestos pantalones de pijama en casa durante un domingo lluvioso.
Aparte de eso, Tirarse en un descampado y sencillamente hablar y Tomar cantidades ingentes de café muy dulce para tratar, vagamente, de suplir presencias físicas que den calor humano acaban de entrar en la Lista de Placeres en los lugares tres y cuatro, respectivamente.
Lluvia, lluvia, lluvia, lluvia.

Feel. Don't think.

Alexitimia: incapacidad verbal de identificar y expresar emociones.
Ser como un cangrejo al intentar, sin éxito, andar con patines. Pero da igual, los rizos (aunque N no esté de acuerdo conmigo) dominarán el mundo y se untarán con aceites de Argán.
Ajá, sí, se acabó lo de llevar pantalones cortos o faldas o vestidos sin llevar, en el hipotético de que se diera el momento de pornerlos, medias. Pero medias que no se rompan al bajar escaleras ni al sentarse en bancos.

¡Buenas noches! (ahora sí.)

sábado, 22 de octubre de 2011

Absurdo.

"Sí, en enero nace mucha gente, en abril también y en julio lo mismo, pero la gente que nace en noviembre fue concebida en febrero, lo que hace que tenga muuuuchas papeletas de que sus progenitores hayan usado el romántico, y un tanto cliché, "día de los enamorados" para algo más que comer bombones en forma de corazón." (Reflexión que alguien hizo en clase.)

viernes, 21 de octubre de 2011

Superkiss.

"La primera..."
Ser totalmente lo contrario al prototipo que, hasta ahora, se seguía.
Tener la manos más que heladas y buscar calor. Lo mismo con los pies.
Sentirse a medio camino entre estar abrumada, ofendida y halagada.

"-¿ Nos vamos de viaje?
- ¿A donde me quieres llevar?
(...)
-Eh, sí...Esto...Quería alquilar un apartamento que quede cerca, o sea al que pueda ir en bus, por 200 euros. Mismo si es en Redondela. (pausa)Vale, ahora es custión de aprovisionarse bien y llevar una escopeta en caso de un apocalipsis zombi. Y protección."

jueves, 20 de octubre de 2011

Segundo.

¡Qué gran tragedia! Primero se fue uno y luego el otro. Flotaban, sin vida, apagados.
Es imposible no sentirse mal. Me siento realmente mal y no dejo de preguntarme el porqué de tal desgracia.
Adios con el corazón, que con el alma no puedo. Adios, adios, adios.

Incondicionalmente.

Para muchos, ser detallista significa fijarse en los detalles, en las pequeñas cosas, y no hacer un sinfín de "detalles" o regalos.
Hoy, fue un día normal, y me di cuenta de que no saben bailar tango y que sí, puedo llegar a ser incomprensible, me he dado cuenta de que soy infinitamente insegura. Pero da igual. Mis inseguridades hacen que tenga en cuenta muchas cosas de gran relevancia.

martes, 18 de octubre de 2011

Hechos de hoy que no me agradan del todo.

1º hecho.
¡Estoy harta! No puedo seguir consintiendo que, noche tras noche, me devores, me comas, me dejes seca, te aproveches de las partes descubiertas de mi cuerpo y luego, mañana tras mañana, me dejes así, sola, molesta, adolorida, fría, sin calurosas despedias, sin escenas salvajemente tiernas. Nada.
 Te odio tal y como hieres.
Todos iguales, sí, todos iguales a ti. Todos unos mosquitos desagradecidos y aprovechados.

2º hecho.
Se acabaron los días de esperar en la sala de las pequeñas sillas de colores. Ahora, cada vez que regrese a allí, tendré que esperar en la sala de adultos.
Porque, al fin y al cabo, me guste o no, tener una edad determinada cambia determinadas cosas. Entre ellas, dejar de ir al pediatra.

lunes, 17 de octubre de 2011

English.

Friedich Nietzsche dijo alguna vez que la ventaja de la mala memoria es que se disfruta varias veces de las mismas cosas por primera vez.
Aprovecho ahora para creer recordar que una escritora abierta a negociaciones dejaba en mal lugar a la mala memoria. ¡Qué ignorante me parece ahora tal persona!
Por eso, quiero pedir perdón en su lugar a esa persona blanco de tan malas acusaciones sobre su pésima memoria.
He de decir también, que dicha autora posee una memoria "afortunada" en algún sentido, pero que nunca jamás por siempre quizás podrá disfrutar de la sensación de vivir indefinidas veces algo que le gusta como si fuese la primera vez. Desafortunada ella.

Sensación.

Supongo:
"Supongo es la primera persona del singular del presente de indicativo del verbo suponer. Generalmente, es usada cuando crees algo pero no con convicción aunque a pesar de que todos suponen algo, solo la primera persona de tal verbo sugiere de forma tan personal la expresión (muchas veces involuntariamente) de dudas que, en mayor o menos frecuencia, asaltan a los que viven en el día a día (...)."
Fragmento tomado de "La Enciclopedia de las tardes, pensamientos y otros momento de la vida." Ediciones Veroño. 2011.

domingo, 16 de octubre de 2011

Bajo.

Redondela:
"Redondela es una villa con muchos bancos en la que sus habitantes viven debajo de puentes y en donde no han inventado el calor en las calles. Son ciudadanos pobres, por lo que nunca los verá llevar Vans. Todas sus entidades bancarias están concentrados en una misma calle y, a pesar de ser plana, hay una parte en pendiente que desquicia a los forasteros. Sus habitantes reciben el gentilicio de redondelanos y tienen fama de ahorradores morbosos. (...)"
Fragmento tomado de "La Enciclopedia de las tardes, pensamientos y otros momentos de la vida." Ediciones Veroño. 2011.


*En el mundo realmente invertido, lo verdadero es un momento de lo falso.*

viernes, 14 de octubre de 2011

Proporción.

"Es que son muchos números para memorizar", se quejaba uno mientras otra deseaba tener el privilegio de tener que aprenderse esos dichosos números.
Es fácil, lo colgaré deprisa, para que lentamente llegue a tu sonrisa. (8)
Olor a galletas y platos con pimienta.
Perder amigos así porque sí. Se renuevan los círculos, o eso parece.
"-No sé si eres muy buena o muy mala...- 
-Defiendo mi teoría anterior."
Hablar en clave con alguien.
Estar enferma y ahogarse. Estar enferma y caerse de bancos. O simplemente, tener hipersensibilidad.
La villa de los bancos.
Reírse pero no recordar el porqué.
Tomarse un tema serio como una broma, pero no saber diferenciar si es verdad o mentira.
Miradas. Miradas. Miradas. Miradas. Miradas. Miradas.

jueves, 13 de octubre de 2011

J.

Muchas personas hacen daño sin darse cuenta y no puedo hacer más que mirar con ojos compasivos al que sufre. Son como balas que tienen como oscuro objetivo el punto más débil de la persona indefensa de ojos verdes moteados.
Será realmente triste cuando alguien no pueda más y explote.

Tiritaba violentamente mientras veía el atardecer y pensaba en golondrinas-"Me tatuaré un pájaro de esos en el pie derecho"- . Llevaban mucho tiempo calladas. Las tres. No habían dicho nada desde que se sentaron en ese banco con perfecta ubicación y los granizados se habían fundido hacía un rato. Al parecer, se estaban pensando lo que les había dicho: comprar pantalones de colores vivos y combinarlos con camisetas negras. Pero no, no era tal lo que se les pasaba por las mentes enloquecidas por perder algo más que el tiempo en las playas de la Costa Dorada. Si supiensen realmente lo que les pasó a los peces...
Todas seguían apoyando al silencio en su batalla, pero las tres tenían en mente una palabra que una de ellas no llegaba a sentir.
Celos.
Los celos pululaban libremente por el aire y las miradas eran vacías pero cargadas de significado al mismo tiempo. Ajá.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Envoltorio.

Sí, sé que debería estar transcribiendo en la parte de "ética" de mi libreta qué es para mí ser ciudadana. En lugar de éso, estoy comiendo pizza, escuchando a uno de mis grupos favoritos y mirando a los peces. Tengo las manos grasientas y huelen a látex. Se me caen trozos de queso al suelo, pero no les doy importancia; los peces necesitan que les eche de comer. Lo hago y me miro las piernas: les hacen falta cantidades industriales de aceite y crema corporal. Horrible.
Entre todo esto, pienso. "Espera, estoy pensando. Vale, ya acabé." Y sigo pensando. Hoy se han roto varias cosas. Hoy han sido muchas primeras veces. Hoy ha habido sinceridad y confianza. Sí, éso. Han habido sinceridad y confianza. Y muuucha amoralidad. 
Tengo las uñas pintadas de azul, pero hay una ínfima mancha en mi camista que demuestra que de alguna parte de mi preciosa anatomía ("Lo siento, me tropecé contigo.-cosas ininteligibles de borracho.- Aprovecha, es preciosa."), emanan nimias cantidades de fluídos rojos.

-Oh, Aloxi, ¿te queda algo de moral/dignidad?- Preguntó con arrogancia la mujer.
-Mientras no se mire, no es delito. O algo así era, mi memoria no funciona muy bien con sueño y frío.-Respondió con voz calmada y restándole importancia.
-Entonces, señorita, muy buenas noches. Sueñe usted con su banco. Y con la luna, que estaba realmente hermosa. Tengo que decir que está usted muy provocativa recién salida de la ducha.- Se despidió el acompañante de la mujer. Se le notaba tenso, como si tratase de encubrir algo y su voz sonaba ronca y algo empalagosa.
-Buenas noches tengáis vosotros también.- Dijo Aloxi con sencillez pero con su gran sonrisa característica. Se marcharon en direcciones contrarias y ninguno de los tres se imaginaba que se volverían a encontrar en una tienda de golosinas mientras Aloxi le dedicaba una expresiva mirada a ella.

Fin de lo que puede ser una interesante novela.

FfFfFfF...

Trágico destino el de aquellos que no saben esperar.
Terrible el de aquellos que son incapaces de decir eso que les martiriza.
Triste el de aquellos que viven sin vivir.

lunes, 10 de octubre de 2011

Nélida Vilaboa.

"E morren de estrés porque é todo moi relativo." (Referido a la familia real)

domingo, 9 de octubre de 2011

Picnic.

No creo que haya algo más patético que un tanga de Hello Kitty. En serio. Y si lo hay, quitadme los ojos.

Salvador Allende.

"Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica"

sábado, 8 de octubre de 2011

Peces.

Ayer: Gran, gran día.

Ser terriblemente torpe cuando los demás son terriblemente idiotas hace que el mundo se compense. Y si no es así, entonces solo queda soñar y dejar que el pasado sirva de experiencia.

jueves, 6 de octubre de 2011

Onomatopeyas.

Tango, Ballet, Can-Can, Lambada.
Semana trágica.
Aish, todo-nada.
Cuestiones que plantear, preguntas que se quedan en la mente.

Edinburgh Edinburgh.

¿Onde se deita a noite en Edinburgh?

miércoles, 5 de octubre de 2011

Octubre 5.

¿Cómo se puede gozar de tanta suerte y estar tan desilusionada? ¿Es que acaso piensas seguir siendo una desagradecida? ¿Es que no piensas en que debes sonreír siempre? ¿Qué tienes en la cabeza, eh?
Ay...Mira que ser tú...No es más que un día, común y corriente como el anterior y común y corriente como el siguiente. Desconecta, anda. Deja de mirarles así y vive con lo que tienes, con lo que eres.

martes, 4 de octubre de 2011

lunes, 3 de octubre de 2011

3/4 de felicidad.

Espaldas largas y vestidos de lunares.

*La mejor marca de ropa que conzco se llama tu piel (8)*

domingo, 2 de octubre de 2011

Emotivo.

Dori Couñago.

"Octubres veraniegos y agostos lluviosos justifican los "te quiero" invernales y los helados matinales. El caso es vivir y estar aquí para poder presencialo."

Hello, October, hello.

Dedos y adorables viejecitos (los cuales seguramente tienen cinco hijos) que aportan morbo a la situación.

viernes, 30 de septiembre de 2011

Perfectos.

Y verse reflejada en la superficie plateada de la ducha con su camisa y luego sonreír abiertamente, para después apurar los últimos besos en una parada de bus.

Teddy.


*Y cayó exhausta en el suelo.*

jueves, 29 de septiembre de 2011

América.

Las mejores preguntas se responden con preguntas.
Tiempo a las dudas y osadía al miedo.

*Novias puritanas que se dejan corromper por sus novios malencaminados...*

Consentimiento.

Hoy, una niña le gritó a los pájaros que se callaran, pero éstos no le hicieron caso. La niña lloró y la vida siguió su curso normal.
Morir a pastelazos.
6 de octubre.
¿Ready for...?

viernes, 23 de septiembre de 2011

N.

Incomprensibles son las ganas de alguien de tirar el móvil al suelo.

*Whisper into...*

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Peluquería.

¡Cuán divertido es hacer ciertas cosas!
Tortura? Sí, tortura es la palabra correcta.
"Apareció catatónica, con todos los posibles agujeros del cuerpo perforados de manera..."
Yo prefiero llamarlo "sexo por sorpresa"
El karma vuelve, y más fuerte que nunca.
Infinidad de palabras con un Chupa-Chups en la boca.
Calidad alemana.
Excite.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Esquilache.

Es lo que esconde el detalle.
Es lo que te preguntas después.
Es lo que transmiten las miradas.
Es...
En resumen, Ukeleroques con lenguas corridas y demás insignificancias que hacen que cuestione, una vez más, todo lo que pasa, todo lo que puede pasar y ya pasó. Sí, cuestionar actitudes, circunstancias e intenciones.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Teatro.

Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre. Seguridad. Incertidumbre.

viernes, 16 de septiembre de 2011

¡Remad!

Irse al Mediterráneo a ver un amanecer. Reírse con que solo te toquen. Asustar a alguien. Tener frío pero tener calor. Decir cosas al oído. Arena. Tocar. Enfadarse riendo. Mirar un atardecer. Saludar a gente que conoces y luego morirte de vergüenza por dentro. Sabor chocolate. El sonido del viento entre los árboles. Viernes.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Indian Summer.

El Verano está sentenciado a retirarse y disfrutar de sus vacaciones a partir de mañana. ¡Ah, Verano con complejo de otoño, cúantos buenos recuerdos te llevas!

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Ice (happiness) cream.


Dicen que tardamos siete minutos en dormirnos y que en los primeros seis minutos y cincuenta y nueve segundos, nuestra cabeza, automáticamente, reproduce todos y cada uno de los momentos vividos a lo largo de ese día; y que en el último segundo, aparece la persona que te ha hecho feliz. Finalmente, el cerebro se queda con lo más importante, con lo que más le ha gustado y lo transmite en forma de película, a la cual llamamos "sueño".

martes, 13 de septiembre de 2011

Podridas.

Cada vez son más delgadas... ¿Qué será lo siguiente, eh? ¿¡Decorar lombrices con plumas!? Porque al fin y al cabo cumplirían las mismas funciones: largos, delgados, demasiado descerebrados para dar respuestas lógicas y que se sepan mover.
Toda niña venezolana que pueda ver la retransmisión de lo que hace el gran Osmel Sousa una vez al año, desea, deseará o habrá deseado pasearse bajo la atenta mirada de las cámaras de Venevisión (¡Ay! ¡Bendita cadena!). Yo misma lo deseé, claro. Entonaba el "himno" mientras pensaba en como sería el traje con el que representaría a mi querido Estado insular. ¿Una moderna red de pesca a modo de falda y un par de conchas como sujetador? ¿Un delicioso vestido bordado con algas de diseño y perlas cultivadas para la ocasión? ¿Tal vez un exquisito traje del que cuelguen miles de diminutos anzuelos?
Recuerdo que lo peor que le podías decir a una niña era que nunca sería Miss. ¡Le derrumbabas el mundo! ¡Cuántas veces habré llorado cuando me decían de forma cruel que Osmel nunca me daría un estricto plan de ejercicios y la famosa dieta del atún y la lechuga! ¡Qué desgraciada era para aquel entonces!
Sí, ya lo sé. Estoy siendo la chispa y el agua a la vez. Lo sé.

"En una noche tan linda como esta,
cualquiera de nosotras podría triunfar
y ser coronada Miss Venezuela
en una noche tan linda como esta."

lunes, 12 de septiembre de 2011

∞+1

Definitivo. Voy a dejar a Botón. Le pediré que me devuelva el anillo, porque me da igual todo lo irresistible que pueda ser, tú eres..Ay!
Imposible. No hay otra forma de expresarlo. Infinito más uno es la manera idónea.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Estribillo.

Animar a un bizcocho a crecer mientras ves por la ventana como llueve.
Discutir sobre si es o no complicado mientras ves por la ventana como llueve.
Recordar conversaciones sobre atropellamientos y darte cuenta de que las presentes son mejores que las del pasado mientras ves por la ventana como llueve.
Leer cosas que hacen que se te quede cara de melocotón mientras ves por la ventana como llueve.
Escuchar buena música mientras ves por la ventana como llueve.
Pensar en como decir las cosas mientras ves por la ventana como llueve.
Querer tumbarte en tu cama y escuchar muy buena música mientras ver por la ventana como llueve.
Asomarte a la ventana, oler el humo de las chimeneas y escuchar el sonido de los coches al pasar por el asfalto mojado mientras ves por la ventana como llueve.

Placeres que me hacen feliz. Sí, infinito más uno.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Memorias de pez.

¿Sabes? Últimamente, la gente me dice cosas pero luego no las recuerda. Después me vienen con eso de "¿Cómo sabes que...?". No sé si soy yo la que tiene buena memoria o es que los rabos de pasa que ellos comen no son de la misma marca blanca que los míos...

Oh, yesterday.

Cosquillas, nubes y Monster. Toses, cementerios de pescados y cruzar en rojo.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Fly.

"Porque se complementaban, porque se querían y los dos lo sabían.
Ella sabía que él daba el mundo por verla feliz.
Él sabía que ella daba todo por estar a su lado."

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Eyebrows.

Cuestiona todo lo que te dicen. Aún cuando sepas que no hay motivo para ser paranóica. Aún cuando sepas que lo que te dicen es completamente verdad.
Mientras ellas se compran perfumes caros, tienen plantas de maría en casa y se ponen pulseras de ojos de gatos, tú invéntate que comes nubes, que sacas a pasear a tu rinoceronte, que escuchas tu cd favorito a oscuras. Invéntate que sabes escribir lo que se te pasa por la mente, aunque solo sea un intento desesperado de ordenar eso que ya está ordenado y que ellas, con su mentalidad de podridas, nunca jamás en su vida podrán entender.
Venga, sabes perfectamente que la perfección es inexistente, pero te empeñas en que debe haber algo más, algo chispeante que haga que tú, chica de la piel canela, puedas vencerte a ti misma.
También sabes que escribir es el segundo Placer en tu lista de Placeres. Justo por detrás de...Bueno, ¿y si te conviertes en un murciélago? ¿No es acaso una alternativa tentadora? Puede que incluso tan tentadora como intentar rescatar el sabor de algo que te gusta de un lugar que claramente te encanta.
Tú misma.

martes, 6 de septiembre de 2011

Copenhague.

Venga, vístete de gala y deja en ridículo al Pasado. Hazle callar y dále las gracias por hacerte tal y como eres. Demuéstrale que si quieres, puedes desayunar todos los días un trozo de tarta de pera y una taza de té. Demuéstrale que puedes ser una belleza exótica.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Brownie.

Cuando los ojos ven lo que nunca vieron, el corazón siente lo que nunca sintió.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Boston.

Que no todo son pájaros rosas en cielos grises. No. También hay cosas que se suicidan al verme.

miércoles, 31 de agosto de 2011

Evolución.

No pasa nada, ahora se puede ser un fantasma melocotón con complejo de pingüíno, porque ¿sabes? Es como cuando fabrican armas con tus impuestos, ho. Tienes pero no quieres.

martes, 30 de agosto de 2011

Llover.

¿Qué diablos es un gato sin botas para la lluvia? ¿Y un melocotón maduro sin su sabor? ¿Es posible que las nubes te puedan dar una respuesta certera, sin meter en medio a un Bebé Camello?
Drem?

lunes, 29 de agosto de 2011

Mañana.


Hay ocasiones en las que una canción te puede poner los pelos de punta. A pesar de que esa canción no tenga nada que ver contigo, no puedes parar de cantar su estribillo, enérgico, vivo. Y no puedes evitar escucharla mil y una veces, porque sí, te chifla.

domingo, 28 de agosto de 2011

Contradicción.


¿Es posible estar congelada, pero al mismo tiempo sentir que te derrites?

viernes, 26 de agosto de 2011

Sinceramente.

Sinceramente, Suiza, estaba mejor en Madrid. Ahora me parece increíble que tenga que salir a la calle con un jersey.
Pero en fin, no puedo hacer más que usar la psicología inversa y pedirle amablemente a la Tierra que gire más lento.
Muchos no me creerán cuando diga que la JMJ es una experiencia que te cambia la vida. No, no. No me vuelve más vulnerable frente al poder de la Iglesia, ni más alcahueta. Te cambia en el sentido de que te sientes aceptado, a gusto contigo y con éso que alguien te "impuso" cuando eras pequeño. Y seamos sinceros, la sensación de sentirse socialmente aceptado es algo que todos siempre buscamos.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Sí.

Por esos momentos en los que te ríes hasta más no poder delante del ordenador.
Por esos momentos en los que girtas algo con convicción hasta quedarte afónico.
Por esos momentos en los que te cuestionas todo.

martes, 23 de agosto de 2011

Madrid.

Sí, en realidad me apellido Torpeza. Sí, el maravilloso paraguas tiene muy buenos recuerdos. Sí, soy dulce como un melocotón. Sí, me quería quedar afónica de gritar. Sí, siento como si estuviese en una nube. Sí, no me esperaba nada de ésto. Sí, las tormentas me asustan. Sí, no me muerdas la oreja. Sí, me encantan tus uñas a lo niña emo. Sí, extraño las duchas frías. Sí, el metro es lo mejor que hay. Sí, me encanta hacer fotos. Sí, era divertido. Sí, aqua freda e tanto caldo. Sí, duermo mucho. Sí, buenas noches. Sí, no sé porqué a los viejos les gusta mi cara bonita y mi sonrisa.
Sí, fueron días especiales aquellos y lo daría todo por volverlos a vivir.
:)

lunes, 15 de agosto de 2011

MC.

"No me quita el sueño lo que te pueda pasar, pero me gusta hablar de estos temas contigo"
:)

sábado, 13 de agosto de 2011

Infancia.

Las fotos de cuando érais niños no ayudan a buscarlo. Han pasado más de cinco años, es muy probable que ni siquiera se acuerde de todos aquellos días en el jardín o de todos aquellos cumpleaños.
Es una gran lástima que cuando tienes cinco años no te preocupe saber como se apellida tu mejor amigo...

Sería curioso.

Sería realmente curioso que, al asistir a tu primera sesión para tratar tu agorafobia, la fobia a los espacios abiertos o donde pueda resultar difícil o embarazoso escapar, te encontrases con el causante de tu pequeña depresión, de tu gran locura y de tu temor a intentar ligar con alguien. Sí, sería terriblemente curioso que te lo encontrases sentado en la encimera mirando a través de la ventana la inmensidad de la urbe mientras bebe un vaso de agua. Sería infinitamente curioso que, al encontrártelo, os quedaseis mirándoos fijamente y él hiciese estallar un globo, descubriendo así que tienes ligirofobia. Tú saltarías, ahogarías un grito y él se limitaría a sonreír con ésa sonrisa torcida que te vuelve loca a la vez que piensa que te dejaría morir en la acera de su casa si de él dependiese tu vida. Sería demoledoramente curioso, que siendo ya una realidad, descubrieses que él, el chico que seguramente te odia o te cree una psicópata y con él cual podrías haber tenido una bonita relación de no ser por la larga cadena de errores pasados, presente y futuros que cometiste, sea el hijo de tu psicóloga y que seguramente lo verás más de una vez cuando vayas a la consulta.
Llegados a este punto de curiosa e infinita curiosidad, no sabría decir si seguir yendo a esa consulta es una prueba absoluta de masoquismo o una oportunidad de matar a dos pájaros de un tiro.
La verdad es que no lo sé, pero seguramente si tuviese alguna relación con el representante de Cupido en la Tierra, sí, el del mito de “no a las redes sociales”, todo sería más fácil.